Listin Diario
20 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:10 AM
Puntos de vista 16 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
VIVENCIAS
Los complejos
II
Compartir este artículo
Juan Francisco Puello Herrera

Cuando se analizan psicológicamente los complejos, se dice que son “paradojas traumáticas del inconsciente”. Estos, por lo general, se desarrollan en las primeras etapas de la niñez, alojándose en el cerebro como “parásitos mentales y alterando el equilibrio psico-emocional y la autoestima”. Pero estos complejos, no son privativos de gente con poca instrucción o pocas luces, como erróneamente se cree, se da en aquellos que se consideran extremadamente inteligentes, calificados por una artista (Claudia Cardinale) como  “tontos con complejos reprimidos”. El error es creer que estos complejos pueden esfumarse haciendo un esfuerzo de la voluntad. No es así. En principio, podrían desaparecer cambiando nuestros supuestos de arriba a abajo y la manera de pensar. Esto sólo es posible, decidiéndose a liberarse de aquellos recuerdos que no dejan crecer espiritualmente. Mediante una revisión muy íntima, personal, de todo aquello que en nuestra vida sea un obstáculo que impida dar el salto a vida nueva.  El único que puede lograr ese cambio es Jesucristo. En Hebreos (12,2) Pablo nos dice “Öfijos los ojos  en Jesús, el que inicia y consuma la feÖ”. Desde el momento que nuestros ojos están puestos sobre Jesús, y no sobre nosotros mismos, se cumple  cuando en Hebreos (13,20) dice “para cumplir la voluntad de Dios, realicemos en nosotros lo que es agradable a sus ojosÖ”.  

Cuando decidimos creer en Cristo vemos de manera muy clara la realidad, que de manera particular nos afecta. Aquellas incapacidades que gobiernan nuestra  vida y las virtudes que la adornan. La honestidad con nosotros mismos es que lo que debe identificar a un creyente. Ser lo que somos no lo que no somos. Los complejos le huyen como el diablo a la cruz a nuestra sinceridad, apoyados en Jesucristo el Maestro de la autenticidad.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña