Listin Diario
17 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:27 AM
Puntos de vista 11 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
CONTACTO
Política cultural en República Dominicana
Compartir este artículo
Mateo Morrison
msacalidadycultura@yahoo.es

2 de 5
Palabras del ingeniero Milton Morrison en la puesta en circulación del libro Política Cultural en República Dominicana. Reto Inaplazable .

A pesar de que el autor aclara que el libro no es un texto orgánico acerca de la política cultural, podemos afirmar que el mismo es un compendio que nos permite recorrer desde las concepciones más acabadas del concepto de política cultural hasta los diversos criterios internacionales que se han planteado desde la conferencia de Helsinki hasta la de Ciudad de México .

Es precisamente en este libro cuando el autor a través de una cita de Antonio Tinoco trae al plano local el concepto de “ingeniería cultural”; más tarde los hechos de su labor cultural efectiva e ininterrumpida demostrarían que ciertamente ante el déficit de ideas y pensamientos construccionistas que invaden nuestra sociedad, y donde el sector cultural no es la excepción, conceptos como estos, así como el debate de las ideas para la construcción de una democracia cultural no tomaron cuerpo del accionar cotidiano primero del consejo de cultura y posteriormente ni de la secretaria ni el ministerio .

No obstante eso, si partimos de la definición de que la ingeniería cultural “es la gestión o el trabajar las acciones culturales en función de un esquema gerencial, exclusivamente” entonces 20 años atrás, Mateo había demostrado que era un genuino “ingeniero cultural” .

En fin, Mateo demuestra en este libro y con su accionar, que es un teórico y a la vez un ingeniero cultural, y en la misma dimensión un gran obrero de la cultura, es decir un activista que ha sabido desde diferentes escenarios llevar la gerencia cultural al plano práctico .

Para el autor, la formación del talento humano es un eje central para el desarrollo del sector cultural, y esa inquietud queda plasmada en su trabajo “La animación socio-cultural en la relación escuela-comunidad”, así como en sus múltiples propuestas contenidas en este libro y en la labor realizada al frente de la Dirección General de Formación y Capacitación de la Secretaria de Cultura. Su participación en el Curso de administración cultural en Venezuela auspiciado por el CLACDEC, significó un punto de inflexión en el proceso de transformar activistas en animadores culturales, en fin trabajadores de la cultura cuya formación y visión les permitiese hacer sostenible cualquier manifestación cultural en las que se vieran envueltos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña