Puntos de vista 25 Noviembre 2011
0 Comentarios
Tamaño texto
UN MOMENTO
Explotación de la mujer
Compartir este artículo
Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Es imposible no tocar el tema de la violencia en el “Día Internacional de la Mujer”, cuando se mira los sufrimientos que tiene la mujer a través de la violencia, y sobre todo en nuestra época, no solo en la República Dominicana, sino en tantos países de América Latina y de otras latitudes del mundo, la violencia que sufre la mujer, las muertes, los asesinatos de tantas mujeres.

Pero hemos de hablar también de la explotación de la mujer, el tráfico de mujeres, otra manera de abusar de las mujeres. No solamente se trafican mujeres, también hombres para el trabajo, niños y niñas que de una o de otra manera son así.

Una de las celebraciones que vamos a tener en la República Dominicana –concretamente en Santiago de los Caballeros– es una celebración de la eucaristía, en la Parroquia Santuario de Nuestra Señora de la Altagracia.

Allí, estamos levantando un mural, para colocar los nombres de todas las mujeres violentadas y explotadas, en una iglesia que lleva el nombre de una mujer: La Altagracia, de María, la madre de Jesús, porque queremos proclamar, que la sangre de las mujeres explotadas, violentadas y asesinadas, no debe ser estéril, debe gritar hasta el cielo y gritar a todos los seres humanos, para que no haya ni violencia ni explotación ni asesinatos de la mujer.

Que la celebración en La Altagracia –desde Santiago– sea una voz, donde cada mujer que ha sufrido, clame y pida más respeto, más amor, más justicia.
Hasta mañana, si Dios,
usted y yo lo queremos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña