Listin Diario Logo
27 de abril 2017, actualizado a las 07:23 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
Puntos de vista miércoles, 29 de julio de 2009
0 Comentarios

MUCHACHOS CON DON BOSCO

Juventud y mundo virtual

Juan Linares, SDB
jlinares@muchachosdonbosco.com

“Solitarios en la Red” es el título de una serie de temas que asume una revista dedicada a los jóvenes y que plantea la realidad juvenil, toda ella metida en el mundo de la comunicación.

Efectivamente, a los jóvenes de hoy les es algo connatural el uso de la computadora, el celular, el correo electrónico, el MessengerÖ, o la televisión, y cuando están con ellos, la mayor parte de la veces, se quedan solitarios.

Todas estas metodologías comunicativas traen, como consecuencia, un nuevo reto educativo. La expresión, la relación, la información tienen una nueva y poderosa plataforma con la que los jóvenes pueden, a solas, elegir una serie de ofertas. De esta manera los espacios más fuertes de influencia en los jóvenes ya no son la familia, el colegio o las iglesias, sino estos medios de comunicación tan poderosos.

En ellos, hay posibilidades de abrir puertas de todo tipo y, por lo tanto, de encontrarse o de meterse en todo cuanto en el mundo existe. Ya no hay secreto para nadie, ya no hay distancias, se puede participar en todo, se puede ver todoÖ

¿Cómo manejar el acompañamiento de los jóvenes en sus incursiones por estos mares en vistas a marcarles los límites en sus “navegaciones”? Porque se encuentran sumergidos en un océano inmenso y atractivo y, al mismo tiempo, sumamente peligroso. ¿Cómo marcar los límites para que nuestro hijo, nuestro alumno, nuestro amigo no corra peligro en esas aguas con tantas corrientes para que no se ahogue?

Antes bastaba poner una llave a la puerta de la casa para que el hijo no llegase tarde, bastaba ver las revistas que había en sus estantes para saber lo que leía, pero ahora en este mundo virtual y de la imagen, ¿dónde poner el monitoreo?

Ciertamente el lugar de intervención, fundamentalmente, debe ser la conciencia del joven. Formar la conciencia o, mejor, concientizar es la gran labor educativa aplicable a todo y especialmente a este campo al que nos estamos refiriendo.

Cuando tengo conciencia de lo que me conviene, cuando tengo conciencia de lo que me hace crecer, cuando tengo conciencia de lo que es peligroso, cuando tengo conciencia de lo que es malo, en fin, cuando tengo conciencia hay la posibilidad de que haga las cosas bien hechas.

La conciencia se forma cuando interiorizo en mi vida y hago míos los valores fundamentales, pues son ellos los que marcan los límites para que todo resulte de acuerdo a lo que me conviene, a lo que es más beneficioso, a lo que me corresponde en el cumplimiento de mi deber.

El amor pone los límites para que no sea infiel, la verdad pone los límites para que no sea mentiroso, la prudencia pone los límites para que no sea exagerado...

La educación en valores es la principal tarea educativa.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre