Listin Diario
1 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:35 AM
Plan LEA 5 Noviembre 2012, 6:37 PM
0 Comentarios
Tamaño texto
Una cuestión de las formas
HABLAR BIEN Y ESCRIBIR BIEN ES LA SUMA NECESARIA PARA SABER PENSAR
  • La lengua no es asunto de “cualquier profesor” sino que es una materia que debe ser manejada por docentes que hayan realizado estudios especializados en ese ámbito del conocimiento.
María Virtudes Núñez Fidalgo
mnunez91@hotmail.com

¿Se pondría usted un vestido de gala para ir a comprar viandas al mercado? ¿Se atrevería a entrar con bikini en el hospital para visitar a esa vecina que acaba de tener un niño? ¿Acaso se tomaría la libertad de acudir a la funeraria vestido con pantalones cortos de flores para dar el pésame a su mejor amigo por la muerte de su madre? En la lengua, como en la vida, mucho de lo que pensamos y hacemos se determina en base a modos de decir y de escribir que pueden dejar quedar bien o mal a quien los usa, según sea el caso, el momento y la persona que los ejecuta.

Una forma se usa y otra no se usa nunca, así que simplemente nos toca aprender que así no va. En gramática, la ortografía, la morfología y la sintaxis son las disciplinas que se encargan de orientarnos para saber si una forma resulta o no apropiada en un momento determinado.

Ejemplos
“Haber” se escribe siempre con b y h, es el infinitivo del verbo más importante del español y se utiliza absolutamente con todos los demás verbos para construir lo que en gramática se conoce como formas compuestas.

Así surgen expresiones como “había comido” “he escrito”, “has llamado”, “hubiera visto”, “habremos estado”, “hubo salido”, “hubiese venido” y otras muchas variaciones, todas ellas de abundante uso en el idioma.

“A ver” es una expresión formada por una preposición y un verbo y “a ber” no significa nada en la lengua escrita.

“A” sin h es una prepo- sición muy conocida pero “ha” con h es una forma del presente del verbo haber. Las dos formas se usan tanto, que nunca, pero nunca, deberíamos confundirlas.

“Hay” es de haber, “Ahí” indica un lugar cercano, “Ay” es una manera de exclamar y “ahy” no significa nada en la lengua escrita, así que usar esa forma solo sirve para demostrar ignorancia.

“IVA” es una forma abreviada que identifica un impuesto, pero iba, del verbo “Ir”, no se escribe nunca con v, sino con b. “Hiva” no se puede usar porque no existe en la lengua escrita, como tampoco existe “Hiba” ni “Diba”.

“Haya” es de haber como en “Ojalá que haya suerte”, pero “halla” pertenece al verbo hallar y significa encontrar, mientras que “allá” indica más lejos que aquí y ahí.

Es agradable jugar con una increíble cantidad de opciones para escribir, ha- blar y comunicarnos. En la lengua, como en la vida, no todo se ve bien y esto no debemos olvidarlo… No podemos permitir que por una simple cuestión de forma se evaporen en el aire las grandes oportunidades que necesitamos para construir nuestro futuro.  

USO DEL VERBO HABER
“Habemos” es una forma antigua que ha caído en desuso, con lo que debe mos reservarla solo para las situaciones informales o coloquiales. En la lengua formal o de trabajo tenemos que usar “hay” en su lugar. Podemos decir “hay cinco personas esperando” o “somos cinco los que estamos esperando” pero no “Habemos cinco esperando”.

Algo similar sucede con hubiéramos. No podemos confundir esta forma con “Habríamos” ni con “habíamos”. Está bien decir: “si lo hubiera sabido se lo habría dicho” pero no es correcto cuando decimos: “si lo habría sabido se lo habría dicho”. Tampoco se puede usar “yo hubiese estado allí”, en lugar de “Yo había estado allí”.

Recomendar este articulo por:
COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
En Pocas Líneas
Colaboradores Educativos: SEE | Unión Latina | Grupo Jaragua | IPGH | Educa | ITLA | Culturales: Biblioteca Infantil | Dirección Patrimonio | WAN