http://images2.listindiario.com/image/article/407/680x460/0/1F041522-8BB3-4671-8DB4-D1B8B86D7155.jpeg
Listin Diario
23 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:18 AM
Página Verde 13 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
VIDA VERDE
Crece el desierto ante la inacción
LUC GNACADJA DICE QUE EL RETRASO EN APLICAR MEDIDAS CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO LLEVA A LA AUTODESTRUCCIÓN
  • Cosecha. Un agricultor brasileño muestra su plantación de frijol literalmente quemada por el sol.
Compartir este artículo
EFE
Madrid

Luc Gnacadja, secretario general de la Convención de Lucha Contra la Desertificación de Naciones Unidas (UNCCD) advierte que la “inacción y el retraso a la hora de aplicar medidas” contra el cambio climático “nos lleva a la autodestrucción”.

Así lo apunta Gnacadja, exministro de Medio Ambiente de la República de Benín, en una tribuna para EFEverde en la que reflexiona sobre la última Cumbre de Cambio Climático, que concluyó la semana pasada en Doha (Catar).

Gnacadja, quien participó en la citada conferencia, asegura que su resultado “no es esperanzador”, a pesar de que “el impacto -del cambio climático- es cada día más evidente”.

Aridez y sequía
Entre las consecuencias del calentamiento global están el aumento y expansión de la aridez y las sequías, en frecuencia y severidad, de ahí que los responsables del Convenio de Desertificación estén tan implicados en el cambio climático.

El secretario general del UNCCD recuerda que casi todas las regiones están afectadas por la sequía, lo  cual es “bastante preocupante si se tiene en cuenta que se espera que la demanda para el año 2030 de alimentación, energía y agua aumente un 50, 45 y 30 por ciento respectivamente”.

Gnacadja alerta que el escenario de “poblaciones desesperadas y hambrientas” supone un riesgo para todos, por lo que el mundo desarrollado debe ir más allá del discurso de “aquellos pobres que necesitan nuestra ayuda” y fomentar el trabajo de todos en busca de soluciones, proactivas, pragmáticas y prácticas.

 PÉSIMAS COSECHAS
“Son 7,000 millones de bocas las que hay que alimentar hoy en día. Cada uno de nosotros consume entre dos y cuatro litros de agua diarios. Para el año 2050 habrá que añadir otros 2,000 millones”, indica Gnacadja, quien recuerda que los fenómenos climáticos están causado “pésimas cosechas”.

“Trágicamente son los más pobres los que más sufren” estas consecuencias, y quienes están “viendo cómo sus ecosistemas y medioambiente se van degradando, se ven forzados a dejar sus hogares, incluso atravesando fronteras, en busca de mejores condiciones de vida”, agrega.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Página Verde