http://images2.listindiario.com/image/article/57/680x460/0/56DA45ED-5775-479F-8B77-EE6E78426D76.jpeg
Listin Diario
30 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 7:36 PM
LD- Lecturas de Domingo 24 Febrero 2008
0 Comentarios
Tamaño texto
DINERO
Al paso del papel moneda
El billete, medio de pago oficial de la sociedad contemporánea, es fruto de toda una cadena de acontecimientos históricos e industriales. Desde antes del nacimiento de los estados de naciones hasta la época actual, el papel moneda continúa su imperio como sistema de intercambio monetario, factible d
  • El papel moneda fue concebido como solución en el intercambio comercial y transferencias financieras, en cuanto a que constituye un modo de fácil manejo y portabilidad se refiere.
Compartir este artículo
Elizabeth Phipps

SANTO DOMINGO.- El papel moneda vino a la historia para agilizar el comercio y representar los valores económicos de las naciones.

La obra “Historia del dinero: de la piedra arcenisca al ciberespacio”, de Jack Mciver Weatherford, indica que desde el siglo VIII d.C., cuando en la China medieval se dan los primeros pasos concretos para la elaboración de certificados con los que se pagó cada impuesto al imperio oriental, hasta la actualidad, los billetes marcan la pauta en el campo de la economía y las finanzas mundiales.

En Italia (siglos XII y XIII), nace el mundo bancario y con ello, una necesidad creciente de respaldar y facilitar los bienes en monedas que disponían los ciudadanos, sobre todo los procesos de pago. De allí surgen las órdenes de pago y las letras de cambio, antecedentes directos del papel moneda actual.

¿Un sistema confiable desde sus inicios? El billete como medio de pago fue una de las víctimas del escepticismo. El economista norteamericano John Kenneth Galbraith en su escrito de 1976 titulado “Dinero: de dónde viene... a dónde va” señala que John Law, hijo de un banquero exitoso, impulsa la industria del papel moneda en Europa.

Ansioso por hacer próspera a su natal Escocia y dada la coyuntura de una Francia decaída económicamente desde fines de siglo XVII e inicios del XVIII, el astuto economista decidió presentar su propuesta de sustituir las monedas por el billete como crédito y modo de circulación económica oficial, acogido por el Ministro de Hacienda francés en mayo de 1715. Mas, en 1718 inició la decadencia de este experimento, debido a las especulaciones que inundaban a París a causa de los juegos de azar, que amasaron inmensa fortuna.

En América del Norte, las colonias del hoy territorio estadounidense respaldaban sus cuentas en un sistema de oro y plata, en conjunción con los bancos privados y el aval de instituciones gubernamentales.

Aún no se le daba rienda suelta al papel moneda. El intento por alcanzar esa independencia inició con la primera emisión de billetes en la entonces colonia de la Bahía de Massachusetts en 1690.

Luego, Benjamín Franklin, defensor de la iniciativa, imprime en 1736 varios fajos de dinero, con lo que mantuvo ocupada su imprenta del periódico “Pennsylvania Gazette”, propiedad suya.

Los “continentales” pasan a ser la base de los dólares de ahora, cuyo génesis tuvo lugar en el congreso de Filadelfia, durante la lucha independentista.

De este modo se instituye la historia de la emisión del papel moneda por parte de un Estado o gobierno, sistema que domina el universo bancario y financiero de la actualidad.

El dinero en RD
El Jefe de la División de Inteligencia y Falsificaciones del Banco Central de la República Dominicana, Rafael Vargas, informa que el papel moneda se fabrica a base de fibras naturales como lino, algodón o una combinación de ellas.

Seleccionadas las fibras largas y cortas de algodón, son trituradas y mezcladas en proporción determinada con agua, lo que conforma la pasta base del papel en las llamadas “pilas holandesas o cubas blanqueadoras.

Allí, el material es reducido y compactado hasta la obtención de la consistencia final del producto.

Luego de un corte controlado y exacto, las papeletas se colocan en resmas de 500 ejemplares impresos, que se empaquetan y envían a su destino último.

SOBRE EL EFECTIVO DEL MAÑANA
Los billetes de fibras vegetales, con el tiempo, tienden al desgaste. Entidades fabricantes aseguran al “papel” moneda de polímero como alternativa frente al material orgánico utilizado en el presente.

La compañía Securency PTY, de Australia, garantiza resistencia y durabilidad mayor en el nuevo efectivo que el papel que se usa en el presente, por ser sintético.

Producto de la destilación fraccionada y del posterior craqueo del petróleo, el billete “plástico” ofrece, además, higiene, bajo peso y reducción de costos a la hora de conservarse, manejarse y administrarse en las reservas bancarias. También, estas papeletas ayudan a preservar del medioambiente y tienen un período de vida útil de hasta ocho años.

El primer billete de polímero fue emitido en Haití en año 1974 por la compañía estadounidense Dupont Company. Luego, continuó la Isla de Man (norte de Inglaterra), en el 1984; Australia (1988); Nueva Zelandia (2000) y Rumanía (2001). En el caso de Tailandia (1997) y de Brasil (2000), sólo fueron emitidos ejemplares de prueba.

Excentricidades de don dinero en la historia
Desde los cimientos de las civilizaciones, el ser humano tomó recursos a la mano para el intercambio de bienes. El trueque o intercambio de servicios o mercancías sin mediación de dinero, fue el primer sistema comercial establecido en la historia.

Como el ser humano es él y sus circunstancias, así de “adaptable” y peculiar resultó ser la materia prima que cada grupo desde tiempos ancestrales determinó sería su moneda. Cinturones de conchas de caurí, portables y duraderas (sociedades africanas, americanas y de oceanía); cereales, ladrillos de té en China antigua; Liberia con sus varillas de hierro y enormes piedras en las islas Yap.

En Grecia antigua se da el caso del intercambio de las cabezas de ganado en especial bueyes) también denominadas “pecus”, término latino de donde procede el vocablo “pecunia”. Testimonio de este hecho da Homero en sus poemas.

Las sociedades indígenas de América Latina practican aún el trueque tradicional, muy representativo de ellas. Otras culturas, como la de los congoleses y los bantúes, hacen del trueque su sistema mercantil primario, con zonas de Indochina.

Otros rasgos singulares son que, entre los antecedentes directos del papel moneda, se encuentran las hojas de tabaco, instituidas por la Asamblea General de la colonia de Virginia (Estados Unidos), en 1642. Su circulación se mantuvo por dos siglos ininterrumpidos, lo que la coloca por encima del oro, que sólo estuvo vigente por mil años.

Las bebidas alcohólicas fueron bastante cotizadas en Carolina del Sur, pero esta vez como recurso monetario. Tanto el brandy como el whisky fueron “probados” como “papel moneda” hacia 1727, bajo los temores de que los comerciantes consumieran su propio capital.

En el orden de su composición, los billetes tiene una fórmula que varía según el país de origen, puesto que los factores del clima inciden en su conservación y manejo, entre otros factores. En el caso del peso de República Dominicana, es en un 100% de algodón, frente al 70% del efectivo internacional.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar
Más en LD- Lecturas de Domingo