http://images2.listindiario.com/image/article/422/680x460/0/FF278C97-0C7B-43BB-B126-2CF23B018C27.jpeg
Listin Diario
21 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 6:24 PM
Las Mundiales 20 Febrero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
GENERAL
Allen se retira y abandona la nominación para comandante supremo de la OTAN
SALPICADO POR EL ESCVÁNDALO PETRAEUS
Compartir este artículo
EFE
Washington

El general estadounidense John Allen, nominado para comandante supremo de la OTAN y que se vio envuelto indirectamente en el escándalo amoroso que acabó con el jefe de la CIA del que salió indemne, anunció ayer su retirada de las Fuerzas Armadas.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, anunció en un comunicado que ha aceptado la renuncia del general Allen después de 35 años de servicio, con quien se entrevistó en la Casa Blanca, "para que pueda abordar los problemas de salud en su familia".

El general indicó en declaraciones al Washington Post que quiere centrarse en los problemas de salud de su esposa, Kathy, que padece una combinación de enfermedades crónicas, que incluye un trastorno inmunológico. "Ahora mismo, solo quiero que se mejore", dijo.

El presidente Obama expresó su "apreciación personal más profunda" a Allen por su "extraordinario servicio" en los 19 meses que estuvo al frente de las tropas de la OTAN en Afganistán, una gestión que también valoró el secretario de Defensa, Leon Panetta.

"La estrategia que desarrolló y puso en marcha nos ha puesto en el camino correcto para completar esta misión", subrayó Panetta en un comunicado en el que le definió como uno de los líderes militares "más destacados en el campo de batalla, un estratega brillante, y un marine ejemplar".

Una brillante carrera que tocó su fin ensombrecida por un escándalo inesperado del que finalmente quedó indemne pero por el que también será recordado.

Allen fue investigado por supuestas "comunicaciones inapropiadas" con Jill Kelley, una de las mujeres involucradas en el escándalo que desencadenó la dimisión del general retirado David Petraeus como director del Servicio Central de Información estadounidense (CIA).

El presidente Obama nominó a Allen en octubre como jefe del Mando Conjunto Europeo, lo que lleva aparejado el puesto de comandante supremo de la OTAN en Europa (SACEUR), pero el escándalo paralizó el proceso de su nominación en el Senado el pasado noviembre.

Aunque se había apuntado a que los correos que intercambió Allen, de 59 años, con Kelley, de 37 años, una persona conocida en los círculos sociales y militares de Tampa (Florida), podrían ser más que simples "flirteos", el general quedó libre de toda culpa el pasado 22 de enero.

La Oficina del Inspector General del Pentágono, que llevó la investigación, informó que Allen no había violado las prohibiciones militares de conducta impropia de un oficial de las Fuerzas Armadas estadounidenses, por lo que estaba "totalmente exonerado" de las acusaciones vertidas.

No obstante, fuentes cercanas a Allen indicaron que las preguntas incómodas sobre el caso que podrían surgir durante el proceso de nominación en el Senado le hicieron abandonar la nominación.

La decisión de Allen, un general con el que Obama había construido una relación de confianza y se preveía sencillo, obligará a buscar un nuevo candidato para uno de los puestos más prestigiosos en el extranjero, en un momento en el que también está pendiente la confirmación del secretario de Defensa, Chuck Hagel, al que se oponen los republicanos.

El general Allen, del Cuerpo de Infantería de Marina, asumió en julio de 2011 el mando de las fuerzas de Estados Unidos y de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad en Afganistán, como sucesor del general David Petraeus.

Petraeus, se vio obligado a dimitir el pasado año como director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) después de que se hiciera pública una antigua relación extramatrimonial con su biógrafa, quien celosa de Kelley -amiga de la familia Petraeus- la amenazó por correo electrónico y al iniciar la investigación salió a la luz su correspondencia con Allen.

Estaba previsto que Allen fuera confirmado como comandante aliado supremo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a partir de comienzos de 2013.

El pasado 10 de febrero el general estadounidense Joseph Dunford, de 57 años y también perteneciente al cuerpo de infantería de Marina, asumió el mando de la misión de la OTAN en Afganistán en sustitución de Allen, con la misión de conducir el último tramo de la retirada gradual iniciada en 2011 y que concluirá en 2014. EFE

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Las Mundiales