Listin Diario
2 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 8:06 PM
Las Mundiales 12 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
CANCILLER
Venezolanos avalan a Maduro como sucesor de Chávez, pero con dudas
MADURO, DE 50 AÑOS Y TAMBIÉN CANCILLER, ASUMIRÁ LA PRESIDENCIA TEMPORAL Y SERÁ EL CANDIDATO OFICIALISTA EN LAS ELECCIONES
Compartir este artículo
AFP
Caracas

Los venezolanos reconocen en el vicepresidente Nicolás Maduro, heredero político de Hugo Chávez, su trayectoria internacional y confían en que se mantendría "cerca del pueblo", pero también dudan de su estatura política al haber permanecido hasta ahora a la sombra del carismático mandatario.

Todavía impactada por la recaída de Chávez, que este martes se sometía a una delicada operación contra el cáncer en Cuba, Helen Contreras, una cocinera de 50 años, defiende la designación de Maduro, un ex líder sindical del Metro de Caracas.

"Lula fue un obrero y lo hizo muy bien como presidente de Brasil, que Maduro haya sido chofer de autobús no le resta mérito" para liderar en Venezuela, opina Contreras, sin dejar de lamentarse por la convalecencia de Chávez. "Si yo tuviera poder para sanarlo...", suspira.

Contreras se encuentra en la céntrica plaza Bolívar de Caracas, donde una veintena de chavistas siguen en la llamada "Esquina Caliente" el primer discurso de Maduro por la televisión oficial, luego de ser designado el sábado por Chávez como su heredero político.

"Toda persona que surge desde abajo sabe cuál es el verdadero sentir del pueblo", dice Milagros Acosta, entre gritos de "¡Viva el comandante!" de los simpatizantes, que se hacen eco de las palabras del vicepresidente en televisión.

Maduro, de 50 años y también canciller, asumirá la presidencia temporal y será el candidato oficialista en las elecciones que, según la Constitución, deberían convocarse en un plazo de 30 días, en caso de que Chávez quede "inhabilitado" para gobernar tras la operación.

Esta es la primera vez que el líder venezolano habla de un eventual sucesor. 

Con una estatura imponente y una sonrisa de bonachón bajo un poblado bigote, Maduro es considerado uno de los colaboradores más fieles del mandatario, a quien ha acompañado en casi todos sus viajes a Cuba por motivos de salud y este lunes ratificó su lealtad incluso "más allá de esta vida".

"Maduro es una gran persona y es lo que diga Chávez porque él es el líder", defiende Leonidas Pacheco, una secretaria de 52 años, al borde del llanto en estos momentos de gran incertidumbre para el chavismo.

Argenis Guevara, un ingeniero eléctrico de 48 años, también valora la gestión de Maduro como canciller, cargo que desempeña desde 2006 y el cual le ha convertido en el "hombre más visible" del gobierno, después de Chávez.

"A Maduro ya lo conocen internacionalmente, afuera es una figura confiable gracias a que la Cancillería le dio mucha cancha (experiencia)", opina Guevara, mientras espera un autobús en el acaudalado municipio caraqueño de Chacao.

A Maduro, además, se le reconoce una mayor disposición al diálogo con la oposición que otros líderes chavistas, como el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, un exmilitar cuyo nombre también sonaba para suceder a Chávez.

Pero la esposa de Guevara, Ingrid Chaurán, estima que el canciller tiene un perfil "muy circunspecto" y "lejos del carisma" del gobernante.

José Alberto Martínez, un administrador de 30 años, admite por su parte que el vicepresidente "tiene una trayectoria limpia", a diferencia de otros funcionarios que han sido vinculados con casos de corrupción o "son mal vistos por Estados Unidos o la ONU".

Pero también lo tilda de ser "un esbirro más del chavismo" y "repite lo que le ordena Chávez o el (gobierno de) Cuba", gran aliado del mandatario.

"El no estudió para canciller", protesta un comerciante de una plaza en Chacao, recordando que el ministro de Relaciones Exteriores carace de formación universitaria -según se dice- y tampoco "escucha la opinión de nadie como ninguno de ellos (los líderes del gobierno) escucha", fustiga este hombre que no quiere dar su nombre.

"Él no está capacitado" para el cargo y es producto de "una decisión a dedo" del mandatario, coincide a su vez un ingeniero de 47 años que también prefiere quedar en el anonimato.

Pero la complicidad entre Chávez y Maduro se ha hecho visible incluso en actos públicos en los que el gobernante ha bromeado con el apetito voraz del canciller, a quien asegura le gustan unos sándwiches llamados "submarino".

Y aunque ha acompañado a Chávez por más de 14 años, de la vida personal del canciller solo se conoce que su pareja es la procuradora de la República, Cilia Flores, con quien comparte su creencia por el hinduismo. En 2005, la pareja visitó en India al gurú Sai Baba, según el sitio web radiosai.org, donde se publica una foto de ambos con el guía espiritual.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña