http://images2.listindiario.com/image/article/400/680x460/0/68C268B8-0A9D-445A-B267-A40E4296EA40.jpeg
Listin Diario
25 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 5:34 PM
Las Mundiales 9 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
ANTE CONDICIÓN INHUMANA
Los reclusos pudientes financian sus propias celdas en Bolivia
  • Vista de unos presos en la principal cárcel de La Paz, donde los reclusos bolivianos más pudientes construyen por su cuenta precarias celdas colectivas para mejorar su vida, pero sus compañeros más pobres han denunciado que serán lujosas frente a la condición inhumana en que viven.
Compartir este artículo
EFE
La Paz

Los reclusos bolivianos más pudientes construyen por su cuenta precarias celdas colectivas en la principal cárcel de La Paz para mejorar su vida, pero sus compañeros más pobres han denunciado que serán lujosas frente a la condición inhumana en que viven, según constató hoy Efe.

Los reos del sector La Posta de la cárcel de San Pedro, en el centro de La Paz, tienen fama de ser los más ricos del lugar, y entre ellos hay políticos bolivianos, muchos de ellos opositores; exempresarios y decenas de extranjeros acusados de narcotráfico.

Entre los reclusos más famosos están en el exgobernador opositor de la región amazónica de Pando Leopoldo Fernández; el expresidente de la petrolera estatal YPFB Santos Ramírez, el húngaro Elöd Tóásó y el croata Mario Tadic, estos dos últimos acusados de terrorismo.

Un grupo de reclusos de La Posta, que financia la construcción de dos precarias habitaciones de cinco por dos metros y un par de áreas comunitarias, permitió hoy el ingreso de los medios para mostrar que también malviven en esa sección, considerada la mejor del penal.

La mayoría de las 180 personas recluidas allí viven en habitaciones minúsculas, que acogen a varios reos que duermen en camas chicas, sobre colchones o frazadas tendidas en el suelo.

Los reos denuncian que tan solo cinco de los recluidos en La Posta tiene sentencia final, mientras que el resto son detenidos preventivos.

Uno de los condenados es el mexicano Bernardo de la Parra, de 27 años, sentenciado por narcotráfico, que duerme sobre el piso en una habitación de dos por dos metros compartida con dificultades con un europeo que, además de ser alto, le duplica en volumen.

Para los 180 internos, hay dos duchas y tres baños deteriorados cerca del único horno en el que cocinan sus alimentos junto a basureros, en un ambiente insalubre y maloliente.

Lo mejor del lugar parece ser un pequeño patio en el que se hacinan todos para compartir el sol o recibir a sus visitas, aunque uno de los muros allí tiene una inclinación visible que representa un peligro para los internos.

Los voceros de los reos, que prefieren no ser identificados, negaron que las nuevas construcciones sean lujosas o que vayan a ser alquiladas o vendidas en miles de dólares, como han denunciado otros reclusos ante los medios bolivianos.

Todos insisten en que la degradación de la vida es evidente, pese a que se trata del mejor lugar de San Pedro, en cuyas otras secciones las condiciones son infrahumanas por el hacinamiento.

El director de Régimen Penitenciario del ministerio de Gobierno, Ramiro Llanos, informó hoy que esta cárcel de varones tiene una capacidad máxima de 600 reos, pero acoge actualmente a 2.500.

Allá rige el llamado "régimen abierto", es decir un lugar donde no existen las celdas tradicionales con barrotes, sino habitaciones alrededor de patios en los que se mezclan todo tipo de reos.

Llanos confirmó que ha autorizado la construcción de las celdas colectivas porque es la única forma en que la gente pueda dormir bajo techo y no sentados en las gradas o amontonados en los patios "mirando las estrellas", cuando no hay época de lluvias como ahora.

"Quiero agradecer mucho a los hombres ricos del sector La Posta que están construyendo y si quieren seguir haciéndolo, debe ser de forma colectiva", enfatizó el funcionario, reconociendo las limitaciones del Estado para solucionar el hacinamiento.

"Personalmente, picota en mano, yo voy a destruir cualquier ambiente que no sea usado de manera colectiva", agregó, al subrayar que no dejará que se lucre con las celdas nuevas.

No obstante, popularmente se conoce que en esa cárcel los reos antiguos alquilan habitaciones por al menos 100 dólares mensuales y la prensa asegura que también se venden en miles de dólares, pero esto último no fue confirmado, ni negado por los reclusos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña