Las Mundiales 1 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
PRESIDENTE EEUU
Obama pide a republicanos y demócratas un esfuerzo en la negociación fiscal
ASEGURÓ QUE LA PRIORIDAD ES QUE SE MANTENGAN LAS EXENCIONES IMPOSITIVAS A LA CLASE MEDIA
EFE
Washington

El presidente estadounidense, Barack Obama, pidió hoy a republicanos y demócratas en el Congreso que hagan un esfuerzo de entendimiento para evitar que el país caiga en el temido "precipicio fiscal", y aseguró que la prioridad es que se mantengan las exenciones impositivas a la clase media.

Obama habló desde el interior de una fábrica de juguetes en Hatfield (estado de Pensilvania), en su primer viaje desde la reelección a principios de mes y en un escenario similar a aquellos en los que actuó durante la campaña electoral.

El presidente dijo que él está también dispuesto a abandonar su "zona de confort" y pidió que se acuerde con urgencia la extensión de las deducciones impositivas para las rentas de hasta los 250.000 dólares anuales, pero no para los más ricos, y que se pospongan para el futuro otros debates que también forman parte del escenario conocido como "precipicio fiscal".

"Todos nosotros vamos a tener que salir de nuestras zonas de confort para que esto resulte. Yo estoy dispuesto y espero que los suficientes miembros del Congreso en ambos partidos estén dispuestos a lo mismo", indicó Obama para pedir que flexibilicen las posturas de partida en las negociaciones.

Obama bromeó en esta factoría de juguetes con que él también tiene para Papá Noel "una lista de los que se han portado bien y mal" y que algunos republicanos en el Congreso no recibirán sus regalos.

El presidente urgió de nuevo a los ciudadanos a que presionen a sus representantes en el Congreso, ya que "algunos republicanos" mantienen "secuestrada" a la clase media para conseguir imponer su agenda y que no se grave a las grandes fortunas.

Obama dijo que lo primero es aprobar antes de fin de año la extensión, para la clase media, de las exenciones impositivas aprobadas durante la presidencia de George W. Bush y "seguir trabajado" para consensuar más tarde una reforma fiscal a largo plazo, con mayor aporte de los ciudadanos con altos ingresos, y un debate sobre los programas sociales o recortes de gasto para reducir el déficit.

"No se trata de ver quién queda por encima de los otros", indicó el presidente, que dijo que un acuerdo será clave para evitar un impacto negativo en el 98 por ciento de los estadounidenses, aquellos que ingresan menos de 250.000 dólares anuales.

Según Obama, es necesario que se permita que la primera economía mundial continúe su recuperación económica, reduciendo la presión sobre la clase media y los pequeños negocios, y no caer en un "precipicio fiscal" que la devolvería, con toda probabilidad, a la recesión.

Obama indicó que el aumento de los impuestos responde a la necesidad de incrementar los ingresos, a lo que se debe sumar un plan de reducción del gasto, que evite los recortes automáticos acordados en el verano de 2011 en las negociaciones que permitieron aumentar el techo de deuda.

"Debemos poder pagar nuestras facturas y seguir invirtiendo para mantener el crecimiento", resumió Obama, en referencia a su plan de poner la deuda en camino descendente en la próxima década.

Ayer, la Casa Blanca propuso a los líderes republicanos en el Congreso aumentar los ingresos fiscales en 1,6 billones de dólares en diez años, invertir unos 50.000 millones de dólares en infraestructuras y estímulos, y unos recortes del gasto de 400.000 millones.

Los republicanos rechazaron este plan, que tacharon de "poco serio", y criticaron a Obama por dedicarse a participar en mítines de campaña electoral y organizar reuniones con diversos grupos para pedir el apoyo de la opinión pública, pero no sentarse con ellos a negociar.


COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en Las Mundiales