Las Mundiales 17 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
PRESIDENTA BRASIL
Rousseff: "la confianza no se construye solamente con sacrificios"
EFE
Cádiz (España)

La confianza en la economía de un país "no se construye solamente con los sacrificios" de sus ciudadanos, resaltó hoy la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, quien consideró que la austeridad tiene "sus límites".

En su discurso en la sesión plenaria de la XXII Cumbre Iberoamericana, que se celebró en Cádiz (España), Rousseff se refirió a las políticas de austeridad y disciplina fiscal europeas como forma para salir de la crisis económica.

La presidenta comenzó su discurso en la reunión, presidida por el rey Juan Carlos, con unas palabras de solidaridad con Guatemala, Cuba y Haití tras los recientes devastadores desastres naturales.

También elogió la "bellísima" ciudad de Cádiz, marco del nacimiento de la primera Constitución española, en 1812 y que, según dijo "fue celebrada en todo el mundo hispanoamericano" al servir de modelo para muchas cartas magnas latinoamericanas.

La presidenta abordó la crisis económica, de la que opinó que para superarla "hace falta que la estrategia adoptada demuestre resultados concretos para las personas, presente un horizonte de esperanza y no solo perspectiva de más años de sufrimiento".

"Brasil viene defendiendo, no solo en el G20, que la consolidación fiscal exagerada y simultánea en todos los países no es la mejor respuesta a la crisis mundial, y puede incluso agravarla llevando a una mayor recesión", señaló.

"La crisis financiera, que hoy afecta a Europa, golpea de forma particular a la Península Ibérica", afirmó al considerar que es compleja la tarea de España y Portugal, pero que cuentan con sociedades creativas y capacidad de superación.

Recordó que su país también se vio afectado por la crisis debido a la reducción de los mercados internacionales, ante lo que ha tomado medidas de estímulo económico "sin comprometer la prudencia fiscal" y ha ampliado las inversiones públicas y privadas en infraestructura.

"No es solo Brasil, sino toda América Latina muestra de dinamismo económico, de vigor democrático, de mayor equidad social, gracias a las políticas que privilegian el crecimiento económico como la inclusión social", afirmó.

Consideró que la necesidad de mejorar la competitividad es el actual desafío que afronta su país y Latinoamérica, y en ese capitulo España y Portugal pueden contribuir a desarrollar las infraestructura.

En la última década, 40 millones de brasileños salieron de la pobreza, dijo Roussef, quien, por otro lado abogó por un "mundo plural en el que el multilateralísmo será el gran instrumento de cooperación", razón por la que Brasil desea profundizar en su integración regional.

En este contexto, Rousseff dijo que después de Mercosur y Unasur, la Comunidad de Estados Latino-Americanos y Caribeños (CELAC) tiene, con 33 países, una "perspectiva más amplia."

La presidenta se comprometió a contribuir en su país a uno de los objetivos fijados en esta cumbre: la promoción de las empresas pequeñas y medianas (pymes), en la llamada Carta iberoamericana de la micro, pequeña y media empresa. EFE

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña