http://images2.listindiario.com/image/article/402/680x460/0/9756A078-8D32-4DE3-8D95-87D7C2732DB9.jpeg
Listin Diario
2 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 8:06 PM
Las Mundiales 16 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
XI JINPING
Príncipe rojo al poder en China hasta el 2022
  • Carácter. El nuevo líder chino Xi Jinping es definido como un
    conservador sin carisma y de una personalidad enigmática.
Compartir este artículo
AFP
Pekín, China

Xi Jinping va a gobernar China hasta 2022 pero la personalidad de este cuadro del partido que ha ido subiendo a la sombra de su predecesor, Hu Jintao, y que será el primer dirigente nacido después de la fundación del régimen comunista fundado por Mao en 1949 sigue siendo un enigma.

Xi Jinping es hijo de un “héroe revolucionario” y, por lo tanto, uno de los “príncipes rojos”, la aristocracia que gobierna China, un país convertido en la segunda potencia mundial.

Más bien robusto y de rostro mofletudo, con el cabello negro separado por una raya impecable, Xi Jinping debe ser consagrado al término del congreso del PCC, el 15 de noviembre, un acontecimiento que será transmitido en vivo por televisión para los 1.300 millones de chinos.

Xi, 59 años, es probable que se mantenga por diez años como secretario general del PCC que va a heredar, como ya ocurrió con Hu Jintao, a quien también sucederá en el cargo de presidente de la República Popular China en marzo. Diez años, es también la diferencia de edad entre ambos líderes: demasiado poco para representar a una generación, pero tal vez lo suficiente para hablar de una “sangre nueva”, capaz de afrontar los retos de una China en plena mutación.

Nuevos líderes
En el extranjero, los nuevos líderes chinos son vistos como presuntos reformadores cuando asumen la función.

Fue el caso de Hu Jintao, quien presidió un formidable auge económico, pero también un pesado inmovilismo político. Este podría ser también el caso de Xi.

El primero es conocido por su aire austero, por la rigidez de sus gestos, casi “robóticos”, según algunos. Xi Jinping sería más afable, sería hasta jovial y se le ve más relajado en la televisión.

Más allá de la fachada, sin embargo, el hombre sigue siendo básicamente un enigma.

Algunos expertos lo consideran un conservador sin carisma que no cambiará para nada el rumbo actual.

Otros, más numerosos, admiten que no disponen de muchos indicios de cómo va a gobernar.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña