Listin Diario Logo
25 de julio 2017, actualizado a las 12:58 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
La Vida sábado, 16 de agosto de 2014
0 Comentarios

Gestación

Un embarazo fitness bajo supervisión profesiona

El estado de “buena esperanza” no significa abandonar el ejercicio físico, sobre todo si tienes un historial previo.

  • Un embarazo fitness bajo supervisión profesiona

    Rutina. Priscilla Velázquez muestra cómo ejercitarse haciendo peso muerto con barra.

Santo Domingo

Quedar embarazada no quiere decir que la mujer debe abandonar el ejercicio físico por completo, tampoco que puede comenzar a intensificar su entrenamiento para alcanzar nuevas metas, sino buscar un equilibrio en esta importante etapa de la vida. 

Un factor determinante es que si tienes una historia de entrenamiento con pesas previo a tu embarazo, puedes continuar con tu rutina adaptándola a los nuevos requerimientos de hidratación, descansos e intensidad. 

Esto fue lo que hizo Priscilla Velázquez, actualmente en su séptimo mes de embarazo, quien desde las seis semanas de gestación, cuando supo la feliz noticia, habló con su médico y con su entrenador Tony Parra, master coach del gimnasio personalizado The Training Club y nivel 5 de Poliquin, ya que “el estado de buena esperanza es vida, es salud, no una enfermedad y podemos ejercitarnos de la mano de profesionales”. 

Para Velázquez, directora ejecutiva del referido establecimiento, seguir entrenando ha sido vital en su bienestar general y hoy, en su tercer trimestre de gestación, goza de una salud de hierro y mantiene su cuerpo tonificado.

“Las mujeres embarazadas pueden entrenar constantemente y con frecuencia pueden hacer mucho más de lo que pensaban, pero para asegurar la salud y la seguridad de sus hijos necesitan entrenar de manera inteligente”, afirma Parra. 

Si no quieres entrenar con pesas o nunca has llevado esta rutina, una pauta general es hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día, que no tienen que ser corridos, dice Parra. Puedes dividirlo en dos sesiones de caminatas de 15 minutos, en la mañana y en la tarde.

Parra trabaja con Velázquez tres veces a la semana, ya que tiene un historial de entrenamiento previo. 

Explica que luego de tener luz verde del gineco-obstetra y pasado el primer trimestre (el de mayor riesgo de pérdida), las rutinas son las mismas, lo que cambia es el descanso. 

“Con los meses el cuerpo va cambiando, los niveles de energía no son iguales y además mientras la barriga crece el centro de gravedad cambia por lo que es más fácil perder el equilibrio”. 

Parra recomienda reducir los ejercicios que tengan más riesgos de accidentes en el último trimestre. Una mujer embarazada tampoco debe ponerse en posición boca arriba totalmente plana o con la cabeza en un nivel más bajo que la cadera. 

“Los ejercicios de alta coordinación se eliminan en el último trimestre y así evitamos accidentes y obviamente nada de abdominales”. 

((Consejos
-  Realizar los ejercicios de Kegel. Los problemas más comunes durante el embarazo incluyen las hemorroides y las fugas de la vejiga, y los ejercicios de Kegel pueden ayudar con estas condiciones. 

 - Esté atenta a las señales de peligro. Si experimenta mareos, dolor abdominal o sangrado vaginal, debe dejar de hacer ejercicio y de inmediato buscar atención médica. 

 - Manténgase hidratada. El ejercicio puede deshidratar, por lo que es especialmente importante mantenerse hidratada durante esta actividad. 

 ï Considere la etapa del embarazo. Ciertas actividades físicas se harán más difíciles ya que el embarazo progresa, de modo que algunas actividades pueden llegar a ser desaconsejables. Por ejemplo, el ciclismo es considerado un excelente ejercicio para las mujeres, ya que hay menos tensión en la parte inferior del cuerpo, pero a medida que avanza el embarazo, el peso adicional puede alterar el equilibrio; en este punto, el cambio a una bicicleta estacionaria o escaladora / máquina elíptica (con barandillas para el equilibrio) es una mejor opción. 

 - Durante las últimas etapas del embarazo, cuando se ve comprometido el equilibrio, clases de aeróbicos y de baile pueden no ser buenas opciones.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre