Listin Diario Logo
21 de agosto 2017, actualizado a las 11:53 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual24ºC32ºC
La Vida miércoles, 20 de marzo de 2013
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

El comedor

  • El comedor
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

Es costumbre almorzar fuera de la sala-comedor, en un espacio contiguo a la cocina que, además, se utiliza para conversar durante el día y la noche.

Entre la sala y el comedor colocan una cortina de abalorios, que más que cubrir o tapar la visión hace bulla. Es una especie de sonajeros e indica que la trajeron de los países o, de lo contrario, un pasamano.

La mesa es de cuatro sillas de guano y le colocan un mantel estampado de plástico flexible y, si tiene familia en el extranjero, es de seis sillas acolchadas, altas y le colocan un mantel de tela y arriba un plástico transparente, para que el mantel nunca se ensucie.

Encima de la mesa hay un florero con flores plásticas o de seda, todo depende de la clase económica, que varía si mandan dinerito de por allá. Al lado del florero, hay un jarrón en una bandeja y seis vasos de cristal que le regaló la que era novia del hijo hace muchos años el Día de las Madres. La vitrina es de caoba y tiene “la loza”, sobre mantelitos tejidos que sobresalen. Fuera, están los platos y jarritos esmaltados y de aluminios colgando en los clavitos para uso de los vecinos y los dementes que son visitantes asiduos. Los vasos cerveceros que la doña compró como velones y cumplieron esa función, ahora son utilizados para los brindis. La llave de la vitrina siempre está pegada de la cerradura, no la quitan, aunque la dueña del hogar tenga un dinerito guardado en la azucarera “para la causa”. Es necesaria la tinaja montada en una base de madera y tapada con un plato esmaltado y al lado, en el “seto”, cuelga un jarro de muchos picos para servirse el agua, esto es así para que no se peguen directamente del envase.

Otro tipo de comedor es el que colocan arriba del mantel plástico transparente del que le hablé, otro mantel de tela bordado, que lo tenían tan guardado que huele a naftalina.

Encima de la mesa, en vez de un florero hay un platón con frutas de un material consistente. Si hay familiares fuera del país tienen un calendario en tela, si no uno de la farmacia más famosa del pueblo y un almanaque Bristol.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre