http://images2.listindiario.com/image/article/427/680x460/0/AE9820CA-7567-4D00-980D-2933147F7CC4.jpeg
Listin Diario
25 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 5:34 PM
La Vida 13 Marzo 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
ANCIANOS DEBEN CUIDARSE
El riesgo de un viaje largo

PERMANECER SENTADO POR MUCHAS HORAS DURANTE EL TRAYECTO ELEVA EL RIESGO DE TROMBOSIS
  • Cuidado. ¿Tiene programado un vuelo de más de seis horas? Siga los consejos de prevención para evitar la temible trombosis.
Compartir este artículo
Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com
Santo Domingo

Si piensa que lo peor de un viaje largo es el cansancio y el tedio de permanecer por mucho tiempo en la misma posición, se equivoca. Hay algo todavía peor que eso: el riesgo de sufrir una trombosis venosa profunda (TVP). 

La TVP es una complicación potencialmente mortal que se presenta por la formación de un coágulo en el torrente circulatorio venoso. Dicho coágulo puede desprenderse y llegar al pulmón causando un tromboembolismo.

Aunque puede presentarse en cualquier tipo de viaje que se haga sentado en un espacio pequeño que limite el movimiento de las piernas (autobús, automóvil o tren), se asocia más con los vuelos trasatlánticos en los cuales no es posible hacer una parada para descansar y la persona permanece muchas horas sentada en la misma posición.

La evidencia muestra que la probabilidad de que se dé una trombosis venosa profunda tiene lugar a partir de las 6 o 9 horas de vuelo, pero su incidencia no supera el 5% incluso en pasajeros de alto riesgo, dice el “Manual sanitario para tripulantes de cabina de pasajeros” (Arán Ediciones, 2009).

Edad avanzada, antecedentes de trombosis, terapias hormonales, obesidad, traumatismo o cirugía reciente y enfermedades crónicas son, según la publicación, algunos de los factores de riesgo asociados a esta complicación.

La trombosis del viajero, conocida como síndrome de la clase turista, aunque puede afectar a pasajeros de primera clase, puede ser asintomática si es leve, pero por normal es que dé algunas señales de alerta. 

El “Libro de la salud cardiovascular” (Fundación BBVA, 2007), escrito por Carlos Macaya Miguel, cita los siguientes síntomas: dolor en la pantorrilla (dolor que aumenta al mover la extremidad), hinchazón, enrojecimiento y sensación de ardor en la pierna afectada.  

ALGUNAS MEDIDAS PREVENTIVAS
El “Manual sanitario para tripulantes de cabina de pasajeros” recomienda:

ï Si puede, elija asientos del pasillo por la movilidad

ï Durante el vuelo, realice ejercicios de contracción y estiramiento de las piernas cada dos horas; deambule por cabina cuando esté permitido y cambie de postura.

ï Evite las piernas caídas o muy dobladas al estar sentado. No cruce las piernas

ï Aproveche las escalas para mover las piernas

ï Beba abundante agua

ï Evite alcohol y cigarrillo

ï Vista ropa holgada

ï Si tiene factores de riesgo, use medias de compresión elástica

ï Si tiene antecedentes de trombos, consulte a su médico.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña