http://images2.listindiario.com/image/article/420/680x460/0/91FE0F2E-9E98-4D99-BE5C-95E0A986123C.jpeg
La Vida 12 Febrero 2013
Comentarios 1 - último digitado en 12 Feb a las 9:53 PM
Tamaño texto
EDAD TEMPRANA

Seres sociales

ES EL PROCESO DE INTERACCIÓN DEL NIÑO CON EL ENTORNO,A TRAVÉS DEL CUAL LA SOCIEDAD LE INCORPORA A DISTINTOS GRUPOS
Compartir este artículo
Li Misol
li.misol@listindiario.com
Santo Domingo

El hombre es un ser social, pero al momento de nacer esta cualidad existe en el ser humano sólo en potencia. Aislado del grupo no es posible que alguien adquiera las habilidades y los rasgos que le definen como persona. Para convertirnos en seres sociales precisamos no sólo de la maduración biológica y emocional, también de la interacción con otros.

Laura Ocaña y Nuria Martín, en “Desarrollo socioafectivo” (Ediciones Paraninfo, 2011) definen la socialización como “un proceso de interacción continua del niño con el entorno social a través del cual la sociedad va incorporándole a los distintos grupos sociales, transmitiéndole valores, normas, costumbres, conocimientos y formas de actuar que le permiten adaptarse activamente a los mismos”.

La psicóloga Olga María Renville explica que a partir de los dos años el infante debe tener la capacidad de crear buenas relaciones con niños de edad a través de actos simples como compartir sus juguetes, jugar e interactuar con otros niños. “En el cultivo de las habilidades sociales deben participar la familia y la escuela”, dice Renville. Lamentablemente la inserción de ambos padres al mercado laboral por demasiado tiempo y la penetración de la tecnología, afectan en ese sentido. 

(+)
NIÑOS Y NIÑAS ALIENADOS

Los niños y adolescentes de hoy son menos sociables. En ausencia de los padres se comunican (chat), juegan (videojuegos) y hacen “amigos”(redes sociales) a través de un computador, o un teléfono. El resultado son infantes y adolescentes retraídos y tímidos, que rehuyen los espacios para compartir y que tienen más amigos virtuales que reales.

No desarrollan valores como la solidaridad y el compañerismo, desconocen destrezas como la resolución de conflictos, la cooperación y las dinámicas de grupo y son menos sensibles al dolor humano. 

Vida social más allá de la computadora
Los seres humanos nacemos con la capacidad de relacionarnos con los demás, podemos desarrollar relaciones afectivas y sociales, pero las cosas se complican si desde la infancia nuestra vida social se reduce a una computadora, una red social, un videojuego o un teléfono. 

“Hemos dejado que nuestros niños entren muy pronto a las redes sociales”, opina Olga María Renville, psicóloga y terapeuta. Entiende que los primeros años de la vida deben ser para iniciar y luego reforzar las habilidades de socialización, y aunque la familia tiene algo de responsabilidad la escuela tampoco ayuda si prioriza la búsqueda de información por Internet y desestima el trabajo en grupo.

La labor escolar
Después de la casa, donde ocurre la primera etapa de la socialización y desarrollo afectivo, la escuela es el espacio de refuerzo y consolidación. Renville comenta que es saludable que el educador priorice la participación de los alumnos entre ellos y la comunicación efectiva; que se fomente el trabajo y las dinámicas de grupo; que no todas las asignaciones conduzcan a un computador; se desarrolle la capacidad de compartir y que la competencia que se genere sea sana y enfocada a las labores académicas y al saber. 

“En la escuela hay que evitar relaciones frívolas basadas en el tener y no en el ser. Hay que resaltar todo lo hermoso que tiene el ser humano para dar y no solamente lo material”. Además comenta que el empeño en que los niños aprendan temprano el manejo de la computadora, si no hay una guía, puede convertirlos en seres fríos y distantes del afecto, el toque humano y la sensibilidad. 

Los adolescentes
La adolescencia es un tiempo de búsqueda de identidad donde el aislamiento, la rebeldía y el desafío a la autoridad pueden ocurrir. Estas actitudes se agravan en una familia disfuncional, ausencia prolongada de los padres o si el joven no tiene bases sólidas creadas en la infancia. Las dificultades en materia de socialización en esta etapa son comunes. 

Renville dice que la comprensión y el seguimiento son vitales. “Los adolescentes que tienden a aislarse y retraerse, que quieren vivir las 24 horas pegados a un computador o teléfono hay que ponerle cuidado porque pueden convertirse en antisociales que en un futuro al tener contacto de afecto con otra persona no va a manejarse de manera correcta”, afirma la experta.  

No hay que olvidar que la adolescencia es la etapa más vulnerable del desarrollo humano: “No es niño, pero tampoco adulto”. No saber a qué grupo pertenecen les crea irritabilidad. 

“Aunque pongan cara y no quieran salir a participar en actividades familiares, hay que tratar de llevarlos, por las buenas, negociando, la negociación es muy importante en esta etapa”, dice Renville. También hay que poner reglas (y poner el ejemplo) sobre los momentos y lugares en que no está permitido el uso del celular, la computadora o los audífonos. 

(+)
RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES

Los niños pequeños no deben tener perfiles en redes sociales (Facebook, Twitter). Además de exponerlos  a  valores negativos (mentira, engaño, falsas identidades) les abrimos la puerta a que prefieran lo virtual a lo real. 

Si no es vital, no le dé un teléfono inteligente a los niños. Es preferible que sientan protección presencial de papá y mamá para sentirse amados, seguros e importantes. 

Determine momentos sagrados sin aparatos tecnológicos, como las comidas o la hora de ir a la escuela, donde  puede tener una comunicación efectiva con sus hijos. 

Aprenda a negociar con el  adolescente. No lo deje en casa si hay una actividad. Trate siempre de manejar la situación de manera positiva.

Si su hijo le pide que lo lleve a casa de un amigo a estudiar o hacer un trabajo, no le diga  “no puedo”, haga un esfuerzo. También puede organizar las reuniones en su casa.

Conforme grupos con los hermanos, primos, vecinos y compañeros de clases de sus hijos para ir los fines de semana al parque y compartir juegos, dinámicas y una pizza. Es simple, barato y efectivo. 

Dé el ejemplo. Use menos el celular frente a sus hijos, deje la PC a un lado para conversar con ellos. Priorice las relaciones humanas a las virtuales. 

COMENTARIOS 1
Comentó: Fidodido
De: República Dominicana, Santiago de los Caballeros
Muy bueno e interesante.
12 Feb 2013 9:53 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña