http://images2.listindiario.com/image/article/413/680x460/0/7D11DE18-D334-4645-B648-14CAA8E713D1.jpeg
Listin Diario
20 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:19 AM
La Vida 9 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
VIAJES Y OCIO
¡Empiece a planear sus vacaciones!
¿NO SABE QUÉ HARÁ O A DÓNDE IRÁ ESTE AÑO? TODAVÍA ESTÁ A TIEMPO DE TOMAR UNA DECISIÓN E INCLUIRLA ENTRE SUS PROPÓSITOS PARA EL 2013
  • Primer paso. Todo empieza por escoger un destino.
Compartir este artículo
Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com
Santo Domingo

Tan necesario resulta hacer al menos una pausa al año para tomar vacaciones que hasta la ley establece la obligatoriedad de esta interrupción en la rutina laboral. “Las vacaciones existen para permitir la interrupción de la rutina y ‘cargar baterías”, dice Roberto Rossi en “Los consejos del psicólogo para superar el estrés” (Vecchi Ediciones, 2012).

“Alejarse del ambiente cotidiano por un período más o menos prolongado, a cualquier sitio —agrega el psicólogo—, puede reducir la tensión y liberar el estrés”.

No obstante, algunas personas pasan por alto la importancia de esta pausa en sus faenas.

Unos simplemente no toman vacaciones —e, incluso, llegan a enorgullecerse de su capacidad de trabajar como máquinas—, mientras que otros ven pasar sus días de descanso sin más plan que recluirse en casa sin hacer nada nuevo, resolver mil y una diligencias o, en el caso de muchas mujeres, hacer todos los quehaceres domésticos que no hicieron el resto del año.

Esta actitud es típica entre los dominicanos, comenta Graciela Rosario, de la agencia de viajes Emely Tours.

Cita, en contraste, la actitud de ciudadanos de otras culturas, como la europea, que suelen tomar sus vacaciones anuales “sin importar cómo esté la situación”.

UN PROPÓSITO DE AÑO NUEVO  
Aparte de un tema de idiosincrasia, de acuerdo con Graciela Rosario, muchas personas ven los viajes de vacaciones como “un lujo”, aunque no tiene por qué ser de ese modo.

No todo el mundo tiene que vacacionar en el extranjero.

Excursiones internas y hoteles locales pueden satisfacer las necesidades de personas con menos recursos. En uno y otro caso, lo más importante es la planificación.

Así que, si todavía no sabe qué hará este año para sus vacaciones, está a tiempo de tomar una decisión e incluirla entre sus propósitos para el 2013.

A planificar ahora para disfrutar luego
Así como proyecta la compra de vivienda, el cambio de vehículo o la realización de un curso, las vacaciones deberían formar parte de sus planes cada año.

De la planificación depende, en buena medida, su éxito. Al decidir qué hará cuando se desconecte del trabajo y emprender lo necesario para materializar dicha decisión no solo cumplirá su propósito, sino que también regresará libre de deudas y cargado de nuevas experiencias y recuerdos.

Según Graciela Rosario, de la agencia de viajes Emely Tours, la planificación de las vacaciones debe comenzar en promedio con seis meses de antelación. Así que, si todavía no lo ha hecho, usted está a tiempo de comenzar a organizar las suyas para la segunda mitad del año. Aunque, en definitiva, aclara, “todo depende del viaje”.

Algunas vacaciones se pueden organizar hasta dos meses antes, pero otras requieren hasta un año de previsión.

Los que más tiempo de planificación requieren son los viajes largos; aquellos para los cuales, aparte del período obligatorio de vacaciones, habría que pedir algún permiso en el trabajo; los que se realizan en compañía de toda la familia y que, además de coordinar las agendas, exigen realizar papeleo para todos.

Las vacaciones en fechas especiales, como Semana Santa o Navidad, tampoco se deben organizar a último minuto. Si bien existe la posibilidad de que encuentre cupo, no hay por qué arriesgarse.

Por otro lado, y según Rosario, no es mala idea dividir las vacaciones en dos cuando se tiene familia: puede realizar un viaje junto a sus hijos y otro con su pareja. Ambos viajes no tienen por qué ser al exterior, si es que sus posibilidades no se lo permiten.

Primeros pasos
El primer paso de la planificación es, por supuesto, escoger el destino. Y, por favor, que su elección sea realista. Ese destino debe estar realmente al alcance de sus posibilidades.

Si se decide por un viaje al extranjero, dice Rosario, lo siguiente es investigar lo relativo a los requisitos para visitar el destino y comenzar esos papeleos.

“Los visados es lo que más hay que tomar en cuenta -afirma Rosario-, porque los dominicanos necesitamos visa para prácticamente todos los países”.

Dinero
Un factor no menos importante que la visa es el dinero. De hecho, este es, en ciertos casos, la principal excusa para que las personas no tomen vacaciones.

Si fuere el caso, una vez ha elegido el destino y comienza a dar pasos concretos para su viaje, habría que hacer un primer depósito para reservar las vacaciones.

Los cruceros, por ejemplo, exigen un monto mínimo para reservar el cupo y establecen la fecha límite en la que debe completar el viaje.

En otros casos una persona puede recurrir a préstamos para costear su viaje, pero si le asusta la idea de endeudarse, usted puede abrir una cuenta bancaria con el objetivo expreso y exclusivo de ahorrar para ese viaje que tanto ha soñado. 

¿LAS VACACIONES TAMBIÉN ESTRESAN?
En su libro “Los consejos del psicólogo para superar el estrés” (Vecchi Ediciones, 2012), Roberto Rossi advierte que las vacaciones, que están concebidas para liberar de carga al trabajador, también podrían llegar a estresarlo.

“El riesgo de que la ansiedad de los preparativos nos arrastre y que los días de reposo sean más cansados que los laborales es siempre posible”, comenta el autor.

Por eso da una serie de pautas a fin de evitarlo. Sugiere, por ejemplo:

Programar las vacaciones según su posibilidad económica.

No dejarse enredar por el espíritu de competición. No hay necesidad de demostrar que sus vacaciones fueron mejores que las de sus compañeros.

Recordar que todo cambio en su modo habitual de vivir provoca tensión. Eso incluye las vacaciones.

No cambiar durante las vacaciones costumbres, como los horarios de comida y los ciclos de vigilia-sueño.

Recordar que, tarde o temprano, habrá que regresar a casa y al trabajo.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña