http://images2.listindiario.com/image/article/416/680x460/0/DAE6C5F1-E92A-4B52-99CE-572B038602F6.jpeg
La Vida 23 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
VACACIONES
Siete días sobre las aguas del mar
NO HAY QUE DISPONER DE UNAS LARGAS VACACIONES NI DE UN ALTO PRESUPUESTO PARA ABORDAR
  • Barco. Tiene capacidad para 3,760 pasajeros, incluidos los 934 tripulantes. Su decoración hace honor al lujo y al confort.
Compartir este artículo
Rafael Rodríguez Gómez
Guadalupe

Para huir del estrés, del trajín diario y de la difusión de tantas noticias negativas, de verdad que no hay nada mejor que embarcarse en un crucero por varias islas del Caribe.

Tomar un barco desde nuestro propio país, sin tener que abordar un avión previo a ello, no sólo es económico, también reconfortante y mucho más placentero.

De la mano de la línea de crucero Costa, representado en el país por Munditours, es posible lanzarse a esta aventura durante siete días. Hasta hace algún tiempo, la renuencia para los cruceros era algo común entre los dominicanos. Hoy, cada vez más, este tipo de vacaciones va cobrando auge.

La acción tiene un motivo. Es que abordar un crucero por el Caribe es una excelente opción para quienes deseen disfrutar de paisajes tropicales en los que reina la naturaleza, y que debido a la gran diversidad de propuestas disponibles, existen localidades para todos los gustos. Los huéspedes pueden disfrutar de transporte, alojamiento en confortables camarotes, comida gurmé, diversión a bordo y un sinnúmero de facilidades todas incluidas. Un recorrido por la ruta que traza el barco que sale desde La Romana, permite a los grupos de dominicanos que suben semanalmente al barco, conocer varias islas del Caribe.

Costa inició desde hace algún tiempo a operar en el país. Para el recorrido utiliza el Costa Luminosa, un crucero de lujo con una interesante propuesta a bordo. Cuenta con una decoración, especialmente inclinada hacia las artes plásticas. Es una especie de palacio con capacidad para alojar en sus 10 pisos a 3,760 personas, incluidos 934 tripulantes. La elegancia y el confort se unen para hacer de la estadía de los huspedes en el barco una experiencia inolvidable.

Los lugares que incluye la ruta tienen sus encantos y están dispuestos a llenar las expectativas de los visitantes. El crucero sale todos los lunes desde La Romana. Primero se llega a Isla Catalina, donde los pasajeros disfrutan de sus playas y un suculento almuerzo a base de parrilladas y más. Luego se pasa por Road Town, en la isla Tórtola.

ATRACTIVOS DE LAS ISLAS VISITADAS
La ruta sigue por Antigua, la cual nos da la bienvenida con sus 365 playas (una por cada día del año) cada una más encantadora que la anterior.

De ahí vamos a Guadalupe, específicamente a su capital Pointe-a-Pitre, que es el punto de partida de los cientos de vacacionistas europeos.

Sigue a Martinica, desde donde el barco parte por la noche rumbo a Philipsburg, en la isla St. Marteen, donde la belleza natural se conjuga con las tradiciones francesa y holandesa que forjaron la idiosincrasia actual de la isla.

Y finalmente a La Romana, en República Dominicana, que es el destino de los dominicanos que una semana antes embarcaron allí. hermoso paisaje

En las islas visitadas los turistas pueden disfrutar de playas, compras, tours y otras atracciones.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña