Listin Diario Logo
24 de junio 2017, actualizado a las 04:23 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
La Vida miércoles, 26 de septiembre de 2012
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

“Un tente ahí”

  • “Un tente ahí”
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

En mi niñez los adultos eran muy discretos y no se atrevían a entablar una conversación delante de los menores, porque muchas veces sucedía que repetían lo que escuchaban y podía haber problemas cuando “metían la cuchara”, que significaba involucrarse en la conversación o estar atento a lo que decían, sin ellos “tener velas en el entierro”, sin darle la potestad de participar en la conversación.

Cuando un vecinito iba a mi casa o yo a la de ellos y en ese momento los adultos estaban conversando, nos colocaban en las manos algo imaginario y recuerdo que cuando era a mí decían: Xiomara dile a tu mamá que yo le mando “un tente ahí”, era para que me retuviera, porque estaban entre adultos o yo estaba molestando en la casa ajena. Mi madre ya conocía el mensaje y me entretenía para que no volviera al lugar.

Otra forma de acosar a los niños si participaban en una conversación de adultos era decirle “los muchachos hablan cuando la gallina mea” y como ellas no mean, nunca teníamos oportunidad de opinar. Otra forma era “váyase para allá, que no es con usted”. Ese “usted” era la forma de atemorizar y de que hubiera distancia cuando se corregía.

También cuando estaban hablando de amoríos cambiaban el tema si veían que nos acercábamos, como “pues si, como te iba diciendo”. “Vete a jugar con el amiguito”. Qué vergüenza cuando nos decían “váyanse para allá que voy hablar con fulanita”. Éramos marionetas de los adultos.

Ahora son los adultos que quieren escuchar las conversaciones de los adolescentes, violando su privacidad cuando le registran la cartera, toman la extensión del teléfono para escuchar las conversaciones o revisan sus libretas. En esta época a nuestros hijos no hay que darle “un tente ahí”, porque ellos mismos se lo dan y nuestras conversaciones no resultan tan interesantes. Estamos “pasa’o”.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre