Listin Diario Logo
22 de mayo 2017, actualizado a las 05:02 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
La Vida miércoles, 08 de agosto de 2012
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Gracias por su confianza

  • Gracias por su confianza
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

No sabía que el “hobby” de toda una vida iba a ser un trabajo que disfrutaría a plenitud y que el mismo me iba a dar la oportunidad de servirle y ayudar a tantas personas. Esto ha sido mi satisfacción y le agradezco a José Rafael Lantigua haber confiado y respetado mi trabajo. A ese trabajo que fui a “mano pelá” en 2004 y que pude salir a camino gracias a la perseverancia y al apoyo de muchas personas que estuvieron a mi lado dándome ánimo para que yo fuera la creadora y diseñadora de una institución que ha dado muchos frutos.

El logro más grande es la instalación de las oficinas de la Dirección Nacional de Folklore en la Ciudad Colonial y la mayor obra, la publicación de la Bibliohemerografía de la cultura tradicional y popular dominicana, de mi autoría.

El mayor fruto ha sido  el Centro de Documentación Folklórica y Popular, único en el país en cuanto a brindar información especializada, de manera gratuita, desinteresada, de lunes a viernes, de 8 de la mañana a 4:00 de la tarde.

El trayecto fue largo, pero no difícil. Lo más importante fue trabajar con entusiasmo, con pasión y dejar un legado, porque me fijé metas y las alcancé.

Parece que fue ayer cuando muchas personas se sorprendieron pensando que yo sólo era periodista, no sabiendo que también era “recolectora de datos” de nuestra cultura y esa recolección la deposité en los archivos hemerográficos de la Dinafolk. Ese periodismo me ha servido para dar a conocer las manifestaciones folklóricas del país en mis escritos periódicos y en el Consultorio Folklórico que también edité.

Lantigua, gracias por haberme elegido para formar parte del tren cultural gubernamental hace ocho años, como primera Directora Nacional de Folklore. No me lamentaré jamás, porque aprendí a trabajar con pocos recursos, pero con mucho entusiasmo, luego de que el motor de arranque prendió.

Lo admiro por ser un gerente cultural a carta cabal y un Ministro que pensó en los que hacen la cultura día a día. En nombre de esos seres que jamás pensaron que los tomarían en cuenta a su tercera y “cuarta edad”, y que disfrutan de una pensión mientras vida tengan ¡Gracias!

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre