Listin Diario Logo
27 de abril 2017, actualizado a las 12:40 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
La Vida miércoles, 27 de junio de 2012
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Patrimonio vivo

  • Patrimonio vivo
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

“Háblame del patrimonio vivo”, forma parte de la colección publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Es un librito ilustrado, de 48 páginas. Lo que más me ha llamado la atención de este tema es la importancia que le dan a todo lo que comprende las ceremonias, danzas, cantos y otros conocimientos, que es también conocida como patrimonio inmaterial.

Leyéndolo, sin profundizar mucho, me di cuenta de lo que he escrito repetidas veces sobre la exposición excesiva de las tradiciones a los turistas, solo por dinero o por mera complacencia, lo que afecta el hecho folklórico, distorsionándolo y modificándolo por la injerencia en fechas de sus ritos o fechas diferentes a la manifestación. Muchas veces estos turistas se hacen acompañar de dos o tres personas que no tienen el conocimiento de lo que significa preservar una costumbre o tradición. Solamente aquí se da esta situación. Nunca he visto una presentación de un vudú en Haití, pero sí la recreación del hecho, porque es un ritual que ellos conservan, preservan  y respetan. Esa es su cultura.

He visitado Kunayala, las islas donde habitan los indios kunas en Panamá y por casualidad fui a otra isla donde estaban celebrando la ceremonia de la chicha y por respeto no me atreví a tomar fotos (no me lo iban a permitir) aunque probé la bebida.

Había como 500 kunas en un área de 300 metros cuadrados, bebiendo chicha, fumando y ni caso me hicieron, pasé desapercibida. Existen kunas que están comercializados, son productos culturales y por cinco dólares se toman  fotos, pero  los que están en las islas se tapan el rostro, al menos que se solicite un permiso para hacer un trabajo, como lo hice hace un par de años y todos allí (los sailas o líderes) tenían conocimiento de mi presencia en la isla.

Los kunas viven de la caza, la pesca, la producción de cocos que los intercambia con Colombia y las mujeres de las molas, que es su mayor industria artesanal, es su orgullo y su patrimonio vivo. No podemos convertir nuestra cultura tradicional en un desorden, tenemos que conocerla, apreciarla y defenderla.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre