Listin Diario Logo
27 de abril 2017, actualizado a las 12:40 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
La Vida miércoles, 20 de junio de 2012
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Los Guillén

  • Los Guillén
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

Felicito y admiro a los Guillén.

Son personas honestas, solidarias, responsables, trabajadoras y con una consolidada unión familiar. Tengo varios años escribiendo y siempre lo hago antes de la fecha de la festividad para que el pueblo dominicano y las personas extranjeras que visitan el país se den un baño de cultura tradicional en Yamasá, donde se celebra la manifestación. Este encuentro ha pasado de lo familiar a lo popular. Ese día llegan autobuses repletos de amantes de la cultura, es una concentración popular, es el pueblo que está allí presente, por lo que me siento parte ese pueblo y me duele esta fiesta. Mi deseo es que esta tradición se mantenga prendida en el alma de los convocados toda la vida, por lo que debemos ponerle interés para preservarla. El día de la fiesta observé una situación que para mí, y otras personas presentes, distorsiona el objetivo de la celebración y fue una mesa ofertando una marca de ollas, que por cierto me encantan, que rompe los esquemas de lo que se debe mostrar allí, que son los bailes, música, artesanía y otras prácticas que son autóctonas de los alrededores.

Los Guillén son muy receptivos y sé que lo que plasmo aquí lo tomarán en cuenta. Esta actividad se le puede ir de las manos, por lo mismo que explico más arriba, era familiar y ahora asisten más de mil personas. Lo más conveniente sería cobrar en la entrada un aporte asequible, ampliar su industria cultural para que los asistentes se lleven artículos con identidad que puedan exhibir con orgullo. A propósito de esto, observé una mesa de unos jóvenes con camisetas negras y dibujos verdes, resaltando el verdor del planeta y vendiendo pulseritas con el signo de paz y los colores de Jamaica. Al asombrarme, me expresaron que a Bob Marley le gustaba la paz. ¿Incoherencia? Había un gagá interpretando una mezcla de alibabá con gagá y lo que sonaba era otra cosa. Era “un gagá con tigueraje”, como expresó uno de los “mayores” del grupo.

 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre