Listin Diario Logo
30 de marzo 2017, actualizado a las 04:20 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
La Vida miércoles, 09 de mayo de 2012
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Opinión sobre el merengue liniero

  • Opinión sobre el merengue liniero
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

Saludos, Xiomarita: Nunca el “merengue derecho” y el pambiche pueden considerarse la misma cosa. Ambas versiones son diferentes en lo referente a la ejecución de la tambora, instrumento fundamental de nuestro merengue. El merengue conocido popularmente como “derecho”, ”macho”, ”cuadrao” o “por la raya”, se distingue porque el ritmo de la tambora es muy similar al de un redoblante en una marcha militar. Por eso es tan fácil de bailar, ya que sólo basta “marchar” al ritmo de la tambora. El tiempo es diferente en cada merengue, pudiendo ser de “merengue tranquilo” o “merengue de fiesta”, de acuerdo a la velocidad del mismo. El “merengue derecho” es llamado en la jerga merenguera típica, como “De primera y segunda”, haciendo referencia a sus dos partes: El cuerpo del merengue y el jaleo.

El pambiche, sin embargo, es ritmo totalmente diferente, atribuido su golpe de tambora  a la hibridación creada a principios de siglo XX, por un tamborero llamado Flinche, del paso llamado “yanqui” con la música y el ritmo de una acordeonista de Dajabón llamada Monguita Peralta.

Al Pambiche se le conoce como “merengue hembra “, “hembrita” o “rumbita”, por su ritmo de tambora más corrido que el merengue “derecho”. Antes de la aparición de Tatico Henríquez en el escenario de la música típica era conocido como “pambiche de la línea”, tomando como referente a la Línea Noroeste. Este acordeonista aceleró el pambiche tradicional hasta convertirlo en “Pambiche de la Costa de Nagua”. El término “merengue liniero” puede tener -a nuestro entender- diferentes acepciones, dependiendo de los referentes geográficos, el ritmo, la época y las circunstancias que hayan de tomarse en consideración, razón por la cual es difícil definirlo con exactitud como un merengue en particular. No está en nuestro ánimo polemizar en cuanto al tema, sino aportar en la medida de nuestras modestas posibilidades al conocimiento de nuestra música tradicional. Gracias por este desahogo. Américo Mejía Para comunicarse con la autora


COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre