CARNAVAL DOMINICANO

Nélsido, un robalagallina muy popular

HACE 20 AÑOS DECIDIÓ DAR VIDA A ESTE PERSONAJE DEL CARNAVAL EN HONOR AL GRAN "PIPÍ"

  • Nélsido mantiene el tradicional estilo de comparsa que ha ido perdiendo el robalagallina en los desfiles de carnaval.
Yaniris López
Santo Domingo

Nélsido José Puello Santiago es el robalagallina de Los Guaricanos. Hace 20 años decidió disfrazarse de este personaje del carnaval dominicano para honrar la memoria del fenecido Sergio de Jesús Rosario, “Pipí”, “el mejor robalagallina de todos los tiempos, una gloria de Villa Juana”, dice.

Con 62 años, viene de una familia que le gusta el carnaval, explica. Su papá fue José Altagracia Puello, “Abel”, otra gloria del carnaval local a quien le gustaba disfrazarse de “Se me muere Rebeca” y dirigía la comparsa Los Indios del Valle. El hermano de Nélsido, Daniel Marte Puello, ha seguido junto a él la tradición familiar.

“Eso se lleva en la sangre, todavía estamos viejos y nos gusta –dice–. Comencé a vestirme con cositas pero cada año remodelaba el disfraz, que si la falda, que si las flores”.

Nélsido mantiene el estilo tradicional de comparsa que poco a poco ha ido perdiendo el robalagallina. En sus recorridos le acompañan un grupo de músicos y un coro de niños y adultos que le gritan el tradicional parlamento: Robalagallina/palo con ella.

En la actualidad, explica Xiomarita Pérez, directora nacional de Folklore, el robalagallina desfila como un personaje individual, sin comparsa, sin parlamento y exhibiendo su traje, “lo que la está convirtiendo en un personaje de fantasía”.

(+)
EN HOMENAJE A UNA GLORIA DEL CARNAVAL

La comparsa de Nélsido se llama “Robalagallina en memoria a Pipí”. Tanto le gustaba a Nélsido el disfraz que usaba Pipí que lo emula en sus apariciones.

“Él llevaba un sombrero con muchas flores, un macuto y un palo de escoba”, recuerda. En lugar de pañuelos, como usan algunos, Nélsido prefiere llevar una peluca. “Y el sombrero lo prefiero porque le da más colorido y vista al disfraz”, explica.

+01 Sobre la tradicional sombrilla colocan siempre la bandera dominicana. “Por el mes de la patria y porque es lo que nos distingue como país”, señala Nélsido.

+02 Cuando acaba el tiempo de carnaval, Nélsido participa en actividades de promoción turística como robalagallina. De oficio es hojalatero. Fabrica anafes, guayos y otros utensilios de hojalata en la calle María Montez No. 21 de Los Guaricanos.

+03 El carnavalero usa falda y blusa. Los pechos y las nalgas son postizas, por supuesto, pero hechas con un material muy liviano que le permite moverse y bailar por varias horas. No revela el tipo de material que usa en el cargamento, como lo llama. “Es un truco de los robalagallinas que no podemos casi divulgarlo”, sonríe.

+04 Convertirse en un robalagallina le toma a Nélsido casi media hora. Altagracia García le ayuda con el maquillaje. Lleva muchos collares y pulsas para darle más colorido al disfraz y “ser más vista’.

+05 Cuando se meten en canes o calientan para el carnaval en el barrio, Nélsido asegura que a los pocos minutos se les unen más de 300 personas.

+06 Por zapatos llevan sandalias decoradas.