http://images2.listindiario.com/image/article/405/680x460/0/2724DD44-227C-4AB3-A2AB-41D37A33D57F.jpeg
Listin Diario
31 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:43 AM
La Vida 1 Diciembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
CONMEMORACIÓN

VIH y uso de drogas

SE ESTIMA QUE EN EL PAÍS EL 8 POR CIENTO DE LOS CONSUMIDORES DE DROGAS PORTA EL VIRUS
  • Estimado. Se calcula que en el mundo hay 34 millones de personas con VIH.
Compartir este artículo
Jaclin Campos
Santo Domingo

En el 2011 hubo alrededor de 700,000 nuevas infecciones por VIH menos que en 2001, según “Resultados”, informe del Día Mundial del Sida elaborado por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (Onusida). A pesar de ese avance, no todas son buenas noticias.

Según el informe, el VIH aún tiene un impacto desproporcionado en grupos vulnerables como trabajadoras sexuales, hombres que tienen sexo con hombres y personas que se inyectan drogas .

Este último grupo se encuentra en la peor situación. “Evidencia de 49 países muestra que su riesgo de ser infectadas con el VIH es 22 veces más alta que la población general. En 11 países, las posibilidades son 50 veces más altas”, señala Onusida.

En el país
Se estima que en República Dominicana el 8% de los usuarios de drogas, inyectables o no, porta el VIH, mientras que la prevalencia en la población general es del 0.8%, informa Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida).

El uso de drogas eleva el riesgo de contagio. Ese peligro incluye las drogas legales.

“Cuando usted consume drogas está arriesgando su vida. Si las liga con alcohol, puede intercambiar jeringuillas, tener sexo en grupo o intercambiar pareja... Es una combinación explosiva”, dice Terrero. 

(+)
UN PROBLEMA DE ESCALA MUNDIAL

De acuerdo con “Global epidemiology of injecting drug use and HIV among people who inject drugs: a systematic review” (“Epidemiología mundial del consumo de drogas inyectables y el VIH entre personas que se inyectan drogas: una revisión sistemática”), estudio publicado en el año 2007, alrededor de 16 millones de personas en el mundo, entre ellas muchos jóvenes menores de 25 años, utilizan drogas por vía intravenosa.

El mismo estudio informó que, a escala global, aproximadamente 3 millones de personas que se inyectan drogas podrían ser portadoras del virus que causa el sida.

Se calcula que en el mundo existen 34 millones de personas con VIH.

Debido al intercambio de jeringuillas contaminadas y a la conducta sexual riesgosa, los usuarios de drogas intravenosas son muy vulnerables al contagio. 

El uso de drogas eleva riesgo de contraer VIH 38.65 
Según un estudio del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida) entre grupos de riesgo, el 80 por ciento de los usuarios de droga estaba constituido por hombres. No obstante, las mujeres que consumen sustancias son vulnerables al abuso y a la violencia sexual y, en consecuencia, a enfermedades de transmisión sexual como el VIH.

Por otro lado, los usuarios de drogas, que enfrentan un riesgo de contagio mayor al de la población general, ponen en peligro la salud de sus parejas aunque estas no compartan su adicción.

Como parte de la respuesta a la epidemia de VIH, el Conavihsida trabaja con personas que abusan de sustancias. Para ello, explica su director ejecutivo, Víctor Terrero, se apoya en los pares y en organizaciones no gubernamentales que actúan directamente en las comunidades brindando orientación a los adictos. Como parte del trabajo se les suministran jeringuillas nuevas a los usuarios de drogas inyectables para evitar que se infecten con el VIH al compartir jeringas usadas. Esta estrategia ha permitido frenar la propagación del VIH en países donde los usuarios de drogas inyectables constituyen los más afectados; sin embargo, en República Dominicana algunas personas malinterpretan esta acción y la perciben como un estímulo al uso de sustancias ilícitas.

Terrero refuta esa idea: “No es estimularlos. Si ahora mismo tenemos un problema con los consumidores de drogas, que son enfermos, nosotros lo vemos como pacientes, y todavía no han entendido que se pueden regenerar, tenemos que evitar que sigan propagando la enfermedad”.

Estrategia
El funcionario dice que el Conavihsida debe coordinar la respuesta al VIH y eso incluye identificar a los infectados, darles orientación y suministrarles antirretrovirales, a fin de evitar que transmitan a otros el virus que portan. “Los medicamentos, bien utilizados, pueden evitar que tú sigas propagando la enfermedad”, dice Terrero. Además, según el médico, la estrategia de suministrarle al adicto jeringuillas limpias ofrece otra ventaja: se convierte en una forma de acercarse al usuario de drogas y en el primer paso para orientarlo y ayudarlo a salir del círculo vicioso en que está.

Alcohol
En el país hay un alto nivel de tolerancia ante la ingesta temprana de alcohol, droga que, aunque legal, es considerada una puerta de entrada para las sustancias ilícitas. “El alcohol siempre trae consigo grupos y, cuando hay une exceso en el consumo, las personas se desinhiben y asumen conductas sexuales de riesgo”, advierte Terrero. 

(+)
OBSTÁCULOS PARA EL TRATAMIENTO

 La adicción obstaculiza el tratamiento contra el VIH, y no solo por la falta de constancia o por la dificultad de convencer al adicto de buscar ayuda. 

“Si utilizas drogas, el efecto del medicamento nunca será igual porque la droga y el medicamento están combatiendo en el mismo espacio. Sin embargo, lo usamos porque es preferible eso a no usar nada y tener un paciente expuesto y un riesgo de contagio mayor”, expresa Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida). 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña