http://images2.listindiario.com/image/article/403/680x460/0/E0B0F05A-80B7-47A5-9919-B10EC8BB64FF.jpeg
Listin Diario
29 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 1:00 AM
La Vida 22 Noviembre 2012
0 Comentarios
Tamaño texto
CIUDAD
Arquitectura institucional
LA PLÁSTICA DEL EDIFICIO DEBE RESPONDER AL CARÁCTERDE LA ORGANIZACIÓN O EL SERVICIO, Y PRESENTAR LA MARCA
  • 1) Edificio de WindTelecom en Santo Domingo. 2) Piso ejecutivo de laAsociación Popular deAhorros y Préstamos( APAP) en SantoDomingo.  Oficinade Mapfre BHD Seguros en La Altagracia.
Compartir este artículo
Jaclin Campos
jaclin.campos@listindiario.com
Santo Domingo

Todo arte es completamente inútil, decía Oscar Wilde en el prefacio de su novela “El retrato de Dorian Gray”. A menor utilidad, mayor valor estético tiene el arte. Esta deducción, sin embargo, no aplica para la arquitectura. Esta disciplina, que consiste en proyectar y construir edificaciones, se considera un arte, pero su valor es directamente proporcional a su utilidad y funcionalidad.

“Toda arquitectura nace de una necesidad”, dice la arquitecta Clara Matilde Moré, quien junto a su colega Mariluz Wiese preside la firma Moré y Wiese.

Su afirmación vale para la arquitectura institucional, construcciones para organizaciones orientadas al servicio en el sector público o privado.

La arquitectura institucional nace de los requerimientos funcionales y patrones de uso del edificio.

Asimismo, explica Wiese, tiene que responder a la imagen corporativa, a la línea gráfica, la visión y los valores de la organización.

Moré añade que, aparte de  responder al carácter de la institución o del servicio, la plástica del edificio debe presentar la marca.

Asegura que en la ciudad existen buenos ejemplos de arquitectura institucional, en especial en la parte que está normatizada y planificada.

Destaca la arquitectura institucional de los bancos.

MONOGRAFÍA DE ARQUITECTURA
Una muestra de los trabajos de Clara Matilde Moré y Mariluz Wiese forma parte de la obra “DO2 monografías de arquitectura” (Editora Arquitexto), que explora la actualidad de la arquitectura y el interiorismo en el país.

El volumen recoge también proyectos de la firma Sánchez y Curiel, de los arquitectos Andrés Sánchez y César Curiel.

El contenido del libro recoge casos de estudio de arquitectura institucional, comercial, de interiores y residencial. Asimismo, explica Editora Arquitexto, muestra proyectos de apartamentos, villas, residencias y edificios comerciales.

Edificar para organizaciones
La arquitectura tiene el reto de crear para el ser humano espacios funcionales que, al mismo tiempo, se relacionen bien con el entorno.

Por eso el profesional de esta rama no solo piensa en la edificación de la piel hacia afuera, sino también de la piel hacia dentro. Traduce las necesidades de los usuarios en color, forma, luz y mobiliario, entre otros elementos, explican las arquitectas Clara Matilde Moré y Mariluz Wiese.

De la conexión entre arquitecto y cliente depende la obtención de un buen resultado.

Si el cliente no sabe exactamente qué quiere, el profesional, que sí sabe la información que necesita para dar vida a un proyecto, debe guiarlo en el proceso.

“Nosotros somos instrumentos; los proyectos son de los clientes”, dice Moré.

Moré y Wiese obtuvieron una mención de honor en el renglón Diseño de Interiores en la XI Bienal Internacional de Arquitectura de Santo Domingo, por la remodelación del piso ejecutivo de la sede de la Asociación Popular de Ahorros y Préstamos (APAP), un proyecto en el que, cuentan, debían respetar el diseño original, obra del arquitecto William Reid, y que no había sido intervenido desde 1970.

Entorno
La arquitectura institucional hace ciudad. Un edificio bien planteado e insertado de forma respetuosa en su entorno  transforma la zona y le da a la ciudad una mejor cara. Pero, por otro lado, una edificación tiene que respetar la estética de zonas que cuentan con normativas especiales como, por ejemplo, la Ciudad Colonial.

“La ciudad es de todos y es en la parte pública donde se hace ciudad de todos, por eso los espacios públicos, las plazas, las fachadas de los edificios...”, señala Moré, quien lamenta la proliferación de edificios cercados con verjas que aíslan a las personas y limitan la ciudad al espacio entre dicha verja y la calle.

La buena arquitectura institucional se preocupa por la fachada, por la forma en que las personas ingresarán a un edificio, por el espacio de las aceras, por hacer que la ciudad gane, ya que así sus habitantes se sentirán orgullosos de ella y la cuidarán más, expresan las arquitectas.

Una edificación institucional puede convertirse en referente, en arquitectura memorable. 

CUATRO BUENOS EJEMPLOS
La obra “DO2 monografías de arquitectura” (Editora Arquitexto) estudia varios proyectos de arquitectura institucional desarrollados por Clara Matilde Moré y Mariluz Wiese. A continuación algunos detalles resaltados por la obra, cuyos textos corrieron por cuenta de Carmen Ortega González:

TECNOLOGÍA
Wind Telecom, Santo Domingo (2007-2008)

Para el revestimiento de la fachada de esta edificación, que se levantó a partir de dos naves industriales recicladas, Moré y Wiese se inclinaron por tabletas de hormigón, las cuales dan a la obra cierto carácter artesanal. Este revestimiento se combinó en contraste con aluminio y vidrio, materiales utilizados en los cierres y que dan una expresión tectónica de la filosofía de la organización: una empresa de tecnología de telecomunicaciones de banda ancha.

SEGUROS
MapfreBHD, La Altagracia (2008-2009)

La oficina de dos niveles, ubicada en el cruce Verón-Bávaro, fue orientada tomando en cuenta el ciclo solar.  “DO2 monografías de arquitectura” explica que se trata de una estructura porticada de hormigón con entrepisos metálicos y de formas modernistas. “El elemento plástico dominante es un gran muro inclinado pintado del color corporativo que sobresale del bloque y sirve de soporte a la identidad gráfica de la institución”, dice el texto.

FINANCIERA
APAP, San Gerónimo (2011)

La oficina de APAP, ubicada en el sector San Gerónimo, está en una esquina y, por esa razón, su diseño busca integrar la edificación a la ciudad. No hay verjas ni muros que la separen del entorno y las personas acceden al primer piso del edificio a través de una plazoleta. El tratamiento paisajístico, explica el libro de Editora Arquitexto, le confiere más importancia al peatón que al automóvil.

PISO EJECUTIVO
APAP, Santo Domingo (2011)

La remodelación del piso ejecutivo de la APAP debía tener un resultado sobrio y sin ostentaciones, acorde con los valores de la institución. Por eso el reto incluyó la selección de sistemas, materiales, mobiliario y obras de arte.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña