http://images2.listindiario.com/image/article/401/680x460/0/9EE1C156-5ABA-4DDA-B215-D221810456DD.jpeg
Listin Diario
21 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 10:44 AM
La Vida 14 Noviembre 2012
Comentarios 1 - último digitado en 14 Nov a las 8:19 AM
Tamaño texto
PREVENCIÓN
Estados Unidos construye búnker para murciélagos
  • Propósito. Buscan proporcionar seguridad a los turistas.
Compartir este artículo
Caty Arévalo
(EEUU), (EFE) Nashville

La llegada de las temperaturas invernales a Tennessee mantiene en vilo a la comunidad científica y conservacionista americana, que espera atenta a que miles de murciélagos se adentren batiendo sus alas en la cueva artificial que este estado sureño de Estados Unidos ha construido.

Con ella pretende salvar a estos mamíferos voladores, de vital importancia económica, de una epidemia letal conocida como el síndrome de la nariz blanca.

También persiguen proporcionar seguridad a los turistas que visitan la urbe durante la época de invierno.

Desde que se detectó en el estado de Nueva York en 2006, esta enfermedad, causada por el hongo Geomyces Destructans, ha acabado con cerca de siete millones de murciélagos en Norteamérica, acarreando pérdidas para la agricultura de al menos 3,700 millones de dólares anuales.

Y es que, aunque en el imaginario colectivo arrastren el lastre de ser considerados los “patitos feos” de la naturaleza, “los murciélagos son imprescindibles para la agricultura y el medio ambiente”, subraya Tigga Kingston, experta en murciélagos y profesora de Ecología de la Universidad Politécnica de Texas.

Estos mamíferos voladores “se comen las plagas de insectos de los cultivos, actuando como pesticidas naturales; y polinizan más de 300 plantas. Su declive está empezando a afectar seriamente a cultivos como el aguacate o el mango”, añade Kingston.

La epidemia se ha extendido ya a 19 estados de EEUU y a cinco provincias canadienses, acabando con el 90 por ciento de las poblaciones en algunas cuevas y llevando a siete especies al borde de la extinción.

El hongo que causa el mal va creciendo en la nariz de las víctimas como una especie de nube blanca, de ahí su nombre, y provoca la misma sensación de “quien sufre una alergia cutánea por todo el cuerpo y el escozor no le deja dormir”, explica Pam Cox, bióloga experta en murciélagos de la red de Parques Nacionales.

Así, el síndrome de la nariz blanca no causa la muerte directamente, pero el picor impide la hibernación y los murciélagos afectados acaban muriendo de hambre al no encontrar comida en invierno y no cesar de perder peso.

COMENTARIOS 1
Comentó: Logos
De: República Dominicana
Hay que actuar rapiodo para que eso no termine en tragedia
14 Nov 2012 8:19 AM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña