Listin Diario Logo
26 de mayo 2017, actualizado a las 09:38 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
La Vida miércoles, 27 de julio de 2011
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Susana Morillo

  • Susana Morillo
Xiomarita Pérez
xiomaritabrinca@hotmail.com

A esta bella dama no solo la recordaremos porque fue la decana de las cronistas sociales, sino por su alto sentido del comportamiento social. Ella supo granjearse el cariño y respeto de todo el que la conoció. ¡Qué memoria tenía Susana! Nunca la vi “apuntando” ni escribiendo en una actividad social, sin embargo, cuando leíamos su columna no faltaba un detalle. Lo captaba todo. Era atenta, solidaria, elegante, “con clase”, de buen gusto y lo mejor de todo, con un alto sentido del buen humor. Cada vez que nos veíamos tenía que hacerle un chiste, de esos cortos, pero picarescos.

No hace mucho tiempo me invitó a que la acompañara con su hijo Héctor Báez al hotel Jaragua, donde estaría Johnny Ventura. Jamás podía decirle que no a Susana y mucho menos si era Johnny que iba a estar en tarima. Primero tocó Henry Hierro y luego le tocaría el turno a Johnny Ventura. Cinco minutos antes de Johnny cantar, Susana quiso ir al baño y por supuesto yo le acompañé, pero pensando que ya Johnny casi iba a salir y no me lo quería perder, pero por cortesía y por seguridad la acompañé. Susana sale del baño y le pregunto que si ya está lista y me contestó: espérate, que ahora (buscando en la cartera) no encuentro el pintalabios. Ahí mismito  comenzó Johnny a cantar y no se imaginan el trajín mío por ir a la pista. Susana era todo glamur, le gustaba lo bueno, pero era sencillamente una mujer extraordinaria, coqueta, imagínense buscando el pintalabios en su cartera. Siempre con su olor peculiar a Tea Rose, un perfume que ella amaba. Una vez le intercambié un Tea Rose por el de Agua Fresca de Rosas de Adolfo Domínguez. Susana supo ponerse en su lugar, le encantaba ir de viajes con sus amigas y disfrutar de un té, de un postre, porque era gurmé y catadora. Su hijo Héctor debe sentirse feliz y satisfecho de haber tenido una madre ejemplar, y Susana partió de esta tierra orgullosa del deber cumplido y de haber parido su único hijo, el que se ha desarrollado con una trayectoria de vida admirable, personal, familiar y profesionalmente. Susana, descansa en paz.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre