Listin Diario Logo
19 de agosto 2017, actualizado a las 12:24 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual24ºC32ºC
La Vida miércoles, 30 de marzo de 2011
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

El encanto de ser madre y abuela

  • El encanto de ser madre y abuela
Xiomarita Pérez
xiomaritabrinca@hotmail.com

Como abuela he pasado una experiencia maravillosa. Desde que Nathalia salió embarazada no cesaban los comentarios: “¡AyÖva a ser abuela”, como que yo no sé y me entero en ese momento. “Tú verás cómo te vas a sentir” ¡anjá!, ¿cómo me voy a sentir? “Tú no vas a querer salir de tu casa”, o sea, que me voy a “enchonclar”. Una amiga me preguntó: “Cómo te sientes” le dije: malísima, tengo un dolor de estómago. Y así por el estilo. Son las mismas preguntas necias que nos hacen cuando la muchacha está en la menarquía o primera menstruación: “¿ya mató el chivo”? o ¿tu hija tiene novio? ¿ya se casó? cuidado si se queda jamona.

Lo bueno fue cuando nació mi primer nieto Christian, hace varios días. A Nathalia la tenían “a coger la loma”, ella, que no se parece a su madre, toda tranquila, callada, solo escuchaba las disposiciones de los visitantes. Que si le va a dar el seno, que si esto, que si aquello, que una foto todos los días, que tiene que tomar sopa de bacalao para que le baje la leche (desconociendo que lo que hace el bacalao es que al ser salado le da sed y por ende ingiere más agua y el agua es lo que produce más leche al igual que el chocolate de agua).

Xiomara, su abuela paterna (vayan a ver qué mutual, ya que somos tocaya) feliz por su nieto, defendiendo la ingestión de la leche maternizada, mientras “baje la otra” y su tía Noris Decena por otro lado, “macaneando” a las enfermeras de pediatría para que “ni se les ocurra” el suministro de dicha leche embotellada, defendiendo su especialidad en lactancia materna, lo que le costó a Christian pasar un rato de hambre por el dilema. Todo de buena fe. Aunque luego tomó la maternizada, él prefiere “Solo el seno”.  “Nooooo eso noooo, solo el seno”

No se imparten cursos para ser madres, vamos adquiriendo ese rol con nuestras propias experiencias, por lo que dejaré un espacio a Nathalia y a mi yerno Carlos, para que vivan esta etapa que inician, disfrutando de su hijo, viéndolo crecer cada día y aprendiendo, contando con el apoyo de sus abuelos y tíos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre