Listin Diario Logo
24 de junio 2017, actualizado a las 04:23 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
La Vida miércoles, 23 de noviembre de 2011
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Es mejor prevenir que lamentar

  • Es mejor prevenir que lamentar
    Xiomarita Pérez
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

Siempre he insistido en la formación y educación de nuestros hijos y quizás por eso es que cuando me detengo en un semáforo y se acercan jóvenes solicitando una ayuda o contribución para rehabilitarse por el consumo de las drogas u otros vicios, no se la doy, porque tengo mucho tiempo conversando con padres y madres sobre los conflictos padres-hijos, cómo tratarlos, que no es maltratándolos moral, física o emocionalmente, sino haciéndonos cómplices de ellos, escucharlos y respetarlos como seres humanos.

Cuando no se asiste a las reuniones de padres, cuando no le dan las calificaciones del mes, porque hay una deuda pendiente y ese estudiante le da vergu¨enza esta situación, habrá problemas en el futuro y muy serios.

Estos jóvenes son huérfanos de padres vivos, esos padres que no tienen tiempo de brindarles afectos a sus hijos, pensando que la abuela, el abuelo, el tío, la tía llenará por un momento o varios momentos ese hueco. Las nanas son las que se ocupan del hijo e hija. Las maestrías y postgrados le ocupan todo el espacio, hasta sábado y domingo.

Y me pregunto ¿cuál es el objetivo de una pareja que se une en matrimonio? ¿Es legalizar una relación, formar una familia, o que los gastos entre dos saldrá mejor? Se supone que es para tener hijos, pero lo tienen y no le dedican el tiempo necesario. No es tenerlo, es mantenerlo, educarlo, formarlo, darle afectos.

Al final los padres se sienten impotentes, dolores de cabeza, hablan con el orientador de la escuela o colegio, piden ayuda al párroco de la iglesia, pero ya es muy tarde. Estos son los delincuentes y drogadictos del mañana.

Y considero que vender, pedir ayuda en una esquina de la ciudad no es la mejor forma para regenerarse.

Se ayuda haciendo una labor social, que siempre la recuerden. No se imaginan cuántas personas necesitan que le corten el césped, que barran las calles, que limpien los patios, esos son trabajos que lo formarán, no vendiendo artículos que lo adquirimos en un supermercado.

¿Qué trabajito más bueno ese, eh? No me gustan las lamentaciones, vamos a cambiar la forma en que hacemos las cosas.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre