Listin Diario Logo
23 de marzo 2017, actualizado a las 09:59 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
La Vida miércoles, 19 de enero de 2011
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

No fuimos a Río Limpio

  • No fuimos a Río Limpio
Xiomarita Pérez
xiomaritabrinca@hotmail.com

Lamentablemente este año no fuimos a Río Limpio, como lo hemos hecho cada 2 de enero. No hicimos los contactos a tiempo con el artesano del pueblo, Rivera Mora. Me hizo mucha falta, pero cambiamos de ruta. Al estar acostumbrada a  salir a principio de año, Yaniris López y yo nos dirigimos a La Celestina, que pertenece a San José de las Matas. Fue un viaje de un día, acompañadas del doctor Arístides Morán, su esposa Irma Moronta y su hijo Benjamín.

El viaje fue laaaargo pero, como siempre, valió la pena compartir con seres humanos diferentes. Conocimos una familia maravillosa, que lo único que han hecho es trabajar. Es la familia Gómez-Gómez, integrada por once hijos, de los cuales hay cuatro no videntes y Laly Moronta, esposa de uno de ellos. Disfrutamos del paisaje que nos brindó la naturaleza, dejando a un lado los comentarios por el camino que transitamos, por cierto malísimo. Aunque estoy acostumbrada a viajar por mi país, pensé en un momento que “las tuercas” se me estaban flojando, precisamente en el trayecto de San José de las Matas a La Celestina. De vuelta regresamos por Monción, donde la carretera está mejorcita.

Ya estando en Santo Domingo pensé que nos quejamos de la vida, del trabajo, nos preocupamos por lo que está a la moda, vivimos del vedetismo, de que nos reconozcan lo que hacemos, sin pensar que lo que hacemos es porque nos da el deseo y porque le sacamos beneficio, sin embargo existen personas que en la lejanía viven mejor que nosotros, porque el fin de ellos es ser felices con lo que les ha tocado vivir, disfrutando de su entorno, del clima, de echarle maíz a los pollos, de sentarse a la luz de la luna para prepararse y seguir trabajando el día siguiente. Viven la realidad existente con alegría, sin dar un paso atrás ni siquiera para pensar el porqué les tocó a ellos esa discapacidad. Francisco y Dominica Gómez tuvieron sus once hijos y nunca se han arrepentido de dar al mundo a cuatro de sus hijos invidentes. Dios les dio a esta pareja fortaleza, bondad de corazón y energía para luchar y criar a sus hijos con formación espiritual, que es lo que transmite esta familia.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre