http://images2.listindiario.com/image/article/199/680x460/0/C3F6DDC4-DB04-4E06-A1E4-A5AD07A78974.jpeg
Imprimir sin imágenes
Listin Diario
24 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 10:38 AM
La Vida 5 Julio 2010
0 Comentarios
Tamaño texto
CONSULTANDO A LA SEXÓLOGA
Síndrome de exceso de lubricación  
Compartir este artículo
Sonia Romero
consultasconlasexologa@hotmail.com

Pregunta 
Cuando sostengo relaciones sexuales lubrico en exceso. Mi pareja se queja por esto, las relaciones son insatisfactorias para él y para mí. Dígame cómo solucionar este problema que me tiene preocupada.

Repuesta
La excesiva lubricación vaginal es una patología de la función sexual de la respuesta sexual de la mujer que se manifiesta durante la fase de excitación o tumescencia, caracterizada por una alteración de los vasos sanguíneos de la vagina, produciendo excesiva lubricación, lo cual interfiere con el coito.

Con el examen físico realizado por un médico, se observa una vagina húmeda, congestiva, rosada con una buena capacidad de contracción.

Este síndrome puede ser debido a trastornos endocrinos como hipertiroidismo, estrógeno alto, prolactina alta, y alteraciones de los vasos sanguíneos de la vagina. Esta patología puede complicarse con anorgasmia, con el síndrome de baja frecuencia marital y puede producir discordias maritales.

Las glándulas de Bartolino situadas a cada lado de la entrada de la vagina se encargan de lubricar los genitales. Éstas segregan un líquido que contribuye a la lubricación vaginal, una falta de lubricación dificulta la penetración, haciendo las relaciones dolorosas durante el coito, y un exceso de lubricación restará sensibilidad durante este acto.

Con la excitación se produce un trasudado de las paredes vaginales con gotitas similares al sudor copioso de la frente cuando se hace un ejercicio físico.

Le sugiero la consulta profesional de un sexólogo (a), el cual le indicará las pruebas de laboratorio y le referirá a un endocrinólogo. Todo esto después de la historia clínica para analizar la dinámica de pareja y las discordias maritales que esta patología ha podido producir. 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña