SABER NO PESA

Los primeros siameses

Nicolás Ortega

El primer caso conocido ocurrió en 1811 en Siam ñde allí el nombre de siameses-, región que corresponde a la actual Tailandia. Se llamaban Chang y Eng. Estaban unidos, entre el pecho y el abdomen, por una banda cartilaginosa de 9 centímetros de largo y 20 de diámetro.

Estos hermanos campesinos vivieron tranquilamente hasta 1829, cuando fueron descubiertos por un marino estadounidense y vendidos como atracción circense. Su presencia producía tal expectación que largas colas de gente se formaban cada día frente al circo para verlos.

Lo más sorprendente fue que estos siameses se casaron en abril de 1843 con dos hermanas, Sarah y Ana Yates. Como sus esposas no tenían buenas relaciones entre sí, Chang y Eng acordaron vivir una semana con cada una de ellas. De estas insólitas uniones nacieron un total de veintidós hijos, todos muy sanos.

El 17 de enero de 1874, luego de cuarenta y cinco años de ser la atracción favorita de miles de curiosos, los hermanos murieron a los setenta y tres años de edad, con tres horas de diferencia.