Listin Diario Logo
23 de marzo 2017, actualizado a las 09:59 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
La Vida miércoles, 03 de junio de 2009
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Cultivemos las frutas en extinción

Xiomarita Pérez
xiomaritabrinca@hotmail.com

Cuando visito Manhattan no dejo de ir a este restaurante. Le pido a mi compadre Ambiórix que me lleve a este lugar para degustar, además de los platos criollos dominicanos, una ‘cervezuana’ Presidente, o un jugo de chinola. Por cierto me sorprendí cuando leí en el menú que tienen en existencia el jugo de guanábana, Dios mío, qué ricura. Aquí no aprovechamos la mayoría de las frutas de temporada, todavía debemos cultivarlas, no rescatarlas porque aunque están en extinción, quedan plantaciones de mamón, de anón, que creo que en Venezuela, Chile y otros países le dicen chirimoya, sino corríjanme.

En esta época abunda la chinola, que es maracuyá en  América Central y del Sur y parcha en Puerto Rico. La parcha es familia de la chinola, se produce en enredadera, pero la pulpa es dulce. Muchas veces las compro en supermercados con el nombre de granadilla, quizás porque sabe igual que las semillas de granadillo. Mike Mercedes y David Toribio Lantigua (ambos de mi pueblo) tienen plantaciones de esta fruta pasionaria. Vamos a cultivarlas. Respecto al anón, cuando viajé a Venezuela el año pasado observé que en las calles comerciales se vendía el anón por montones y me sorprendí, porque aquí hay pocas de esa fruta. Solo veo el anón en la fiesta de San Martín de Porres, en Las Tablas de Baní y aprovecho para comprarlo.

Me gusta muchísimo esta variedad de frutas en extinción, como las uvas playa que las compro en septiembre y octubre, las refrigero y tomo jugo cada vez que quiero. Antes compraba el helado, pero cuando me di cuenta que le agregan “suavizante” dejé de hacerlo, ya que se convierte de natural en artificial, por más artesanal que lo quieran hacer. Hace varios años elaboré un proyecto para conservar y cultivar en grandes cantidades las frutas en extinción, pero no encontré apoyo. Mi deseo era, o puede ser ya que todavía hay tiempo, que en cada hogar tuviéramos esas frutas por intercambio, si yo tenía parcha pues le daba una plantación a los interesados en adquirirlas y así sucesivamente. Sólo encontré apoyo moral de Carmenchu Brusíloff y de Marcia Corporán García, siendo decana de la Facultad de Ciencias Agronómicas y Veterinarias de la UASD. Pensemos en la carambola, hicaco, mamey, caimito, mamón, guanábana, parcha y el níspero, que la mata que usted siembra no la ve... pero pensemos en nuestros nietos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre