Listin Diario Logo
23 de marzo 2017, actualizado a las 12:13 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
La Vida miércoles, 27 de mayo de 2009
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Yo conservo y tú “rescatas”

Xiomarita Pérez
xiomaritabrinca@hotmail.com

Hace varias semanas leí un artículo en un matutino, en el cual se expresan algunas inquietudes con relación a la cultura. Es cierto, como dice la persona, que las pautas culturales al desaparecer no se pueden reinsertar, imponer, porque ya no tienen vigencia y el folklore o la cultura tradicional es dinámica. Esto sucede, por ejemplo, con algunos bailes recreados como el chenche, la tumba, el sarambo, no el carabiné y la mangulina que todavía se bailan en Elías Piña y otras zonas aledañas. En cuanto a los juegos infantiles, debo señalar que en los pueblos todavía se juega y prueba de esto fue el viaje que hicimos a Río Limpio, Elías Piña, en enero de este año donde los infantes me enseñaron dos juegos, hacen carritos de javilla y juegan fufú, porque no tienen otro tipo de juego ¡mejor!;  y el grupo que fue le mostró y jugaron los de rondas y del folklore material.

Entonces, como todavía se juega de una manera espontánea, aunque no en gran proporción, es que estoy tratando de que no se pierdan. Hay tiempo de conservarlos, no de rescatarlos, porque todavía están ahí y la Dirección Nacional de Folklore (Dinafolk) de la Secretaría de Estado de Cultura está impartiendo talleres a padres y profesores como multiplicadores y a los niños en todo el país, para que sepan la importancia que tiene el juego en la infancia. Es más, he impartido talleres en Venezuela, Estados Unidos y Panamá,  con público dominicano y los recuerdan, El ser humano es vulnerable, adopta otra cultura, pero añora la suya,  y con los extranjeros aprendemos los diferentes nombres que adquieren los mismos y la forma de jugarlos, porque éstos son universales. Shhhh! Hace dos o tres años una presentadora de televisión comentó de una forma despectiva los talleres de juegos que imparto fuera del país, y me pregunto “¿Qué estarán haciendo sus hijos, qué jugaron o qué estarán ‘jugando’ en estos momentos?”.

En cuanto a la comida tradicional, jamás iremos a Salinas, Baní, a enseñarle cómo se hace un majarete. Lo ideal es ir para que la comunidad nos enseñe a hacerlo. No podemos trazarle pautas a los hacedores, no hay que rescatarlos porque ellos están ahí, vigentes. Así que mucho cuidado con esto, la injerencia no es recomendable. ¿Ustedes se imaginan a Xiomarita enseñándole a Jery (Harry) en Puerto Plata, cómo se hace un Johnny cake? o enseñarle a bailar congos a la gente de Mata los Indios. Sería una falta de respeto de mi parte.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre