Listin Diario Logo
20 de agosto 2017, actualizado a las 12:27 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual24ºC32ºC
La Vida miércoles, 23 de diciembre de 2009
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Universidad Popular

Xiomarita Pérez
xiomaritabrinca@hotmail.com

Leyendo la semana pasada sobre lo que está haciendo el programa Progresando, del Despacho de la Primera Dama, me remonté a los años 70, cuando estudiaba en el Colegio Santa Clara en la Ciudad Colonial, y yo viviendo en Villa Juana, me dirigía, creo que era dos veces a la semana, al Barrio Capotillo a enseñarle a leer y a escribir a las personas adultas de ese sector.

No recuerdo bien, porque “mi amigo alemán” parece que me está rondando y quiere esconderme todas las cosas, pero una guagua amarilla con la inscripción en azul “Universidad Popular” me pasaba a buscar por la Peña Batlle en Villa Juana, para trasladarme al popular sector de Capotillo, con el fin de acercarnos a esas personas que nunca tuvieron estímulo para leer y escribir.

Ojalá que alguien me recuerde este programa, creo que era el Arzobispado que lo auspiciaba. Pues, lo que está haciendo el Despacho de la Primera Dama es lo mejor que se le ha podido ocurrir, porque deja huellas en el corazón no solo a los que aprenden sino a los que enseñan. Es una huella con tinta china, que no se borra jamás.

Lo bueno de mi experiencia fue que mis padres me apoyaron. ¿Por qué las 60 horas que el estudiante requiere para graduarse no las aplican a este sistema? Debo informar que a nosotras (el colegio era de hembras), que yo recuerde no se nos pagaba, el trabajo era voluntario.

En esta época de Navidad reflexionemos sobre todo lo que podemos aportar para bien de todos los dominicanos que necesitan de “una manito”. Pero también, padres y madres dejen a sus hijos realizar actividades que le servirán para toda la vida, aunque sea “espontáneamente obligados”.

Con doce años fui de vacaciones a Gaspar Hernández, en casa de mi hermana de crianza Sofía Almonte viuda Bergés, y su esposo Rafael Bergés (Fello), Juez Civil, me solicitaba asentar de un libro a otro las actas de nacimiento, por mis bellas letras y la ortografía y esto me ayudó a aportar y tener mejor formación, preocupándome cada vez más por la lengua española, pero también le resolvía un problema a esa Oficialía, ya que Fello era muy exigente.  

Las acciones que se hacen en la niñez y adolescencia no se olvidan, así que procuremos que sean positivas. ¡Feliz Nochebuena! 

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre