Listin Diario Logo
30 de marzo 2017, actualizado a las 04:20 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
La Vida miércoles, 18 de noviembre de 2009
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Los concursos de belleza

Xiomarita Pérez
xiomaritabrinca@hotmail.com

¿Qué estará pasado con la formación en el hogar? Ahora hay una hemorragia de concursos de diversas áreas, donde lo que prevalece es la belleza. ¿Cuál belleza? ¿La plástica? Nosotros como padres somos los responsables y culpables de todo lo que le acontece a nuestros jóvenes de hoy. Primero el hogar y luego el entorno.

El día que yo no me acepte como soy, desaparezco. No puedo cambiar porque me reconozco a mi misma.

Si los padres tuvieran conciencia de todo lo que se mueve en los concursos de belleza me imagino que no inscribieran a sus hijas en estos, es más, en este país no se celebraran. Ya aquí no existe la belleza, porque por más preciosa que sea la candidata hay que cortarle de aquí, de allí y ponerle allá y acullá y tienen que aprenderse la cultura dominicana obligadas y siempre hacen un embarre. Honestamente me asquean estos concursos, porque cada día se comercializan más y tienen menos calidad.

Las chicas son vacías, aéreas, plásticas, conocen más el ballet clásico que nuestra cultura tradicional; saben bien el inglés, pero no saben hablar ni escribir correctamente el español. La caligrafía ni se diga, escriben feísimo, reflejando en la escritura una pobreza de conocimientos. Cuando asisten a un restaurante piden un vino blanco sin saber qué plato van a ordenar. En fin, resulta chocante la escogencia.

Es un negocio que muchas veces o la mayoría de las veces no gana la mejor sino la que má$$$ aporte o la que sea de interés para otros fines. Debo decirles que una vez participé como profesora de un taller a candidatas para reinas de Carnaval y luego actué como jurado y ganó una que no habíamos calificado.

Lo confirmé con los mismos jurados, le pregunté a cada uno por la que habían votado y jamás me han puesto de mojiganga (lo seguiré repitiendo). Las personas deben ser honestas, íntegras, para que sean creíbles, porque esas huellas quedan mientras vida tengan. Y me da pique, porque son las que me representan fuera del país y por eso tengo derecho a protestar.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre