Listin Diario Logo
27 de abril 2017, actualizado a las 12:40 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
La Vida miércoles, 14 de octubre de 2009
0 Comentarios

FOLCLOREANDO

Mi crónica social

Xiomarita Pérez
xiomaritabrinca@hotmail.com

Comencé en el año 1987, cuando Denisse Fuertes, mi amiga y colega era la editora de Las Sociales del periódico El Nuevo Diario y me invita a integrarme a ese mundo. En ese entonces le expresé que no, que no iba a iniciarme en una jornada desconocida y ella me estimuló y me orientó, quedando encantada con mis escritos, a los cuales les daba pinceladas, describiendo el ambiente, en fin, hacía una cronología del acto, de forma tal que el lector sintiera que estaba presente en el mismo. En la actualidad, producto de que ya no existe el mismo espacio en los periódicos, las informaciones son más objetivas.

Aprendí en ese entonces que cuando “cubría” una actividad yo era la cronista, por lo cual cuando llegaba al acto y no había iniciado, consideraba que una tardanza de más de treinta minutos era una falta de respeto, y no aceptaba que me allantaran brindándome refrescos y bocadillos, ya que mi misión era cumplir con mi trabajo y no “jartarme”.

Admiro y recuerdo el comportamiento de las chicas de los periódicos que eran respetadas y queridas precisamente por ese comportamiento. Yo me enteraba que antes de irse a los servicios ellas se dirigían a comer en la cafetería del periódico, para así no pasar trabajo. Todavía algunas mantienen ese criterio.

En el año 1997, cuando el señor Pablo Jerez, que en paz descanse, me invita a formar parte de la revista Bemoles, le expresé que no me gusta ser complaciente ni tener que estar adulando, y me dijo que eso era otra cosa, un trabajo diferente, que yo iba a decir la verdad, y hasta le pedí que las entradas a los espectáculos me las compraran no que me las regalaran, para poder hacer un trabajo más objetivo.

He tratado de apreciar mi trabajo, porque la labor de cronista vale mucho, precisamente por eso soy apasionada con mis escritos, y ni siquiera me hace falta que me llamen para darme las gracias, porque me gusta lo que hago. Cuánto disfruté en una versión de los premios Casandra en el Teatro Nacional cuando un periodista me preguntó que si ya yo había  entrevistado a los ganadores y le contesté que no, que yo quería entrevistar a los perdedores porque era una  revista de farándula.  Me identifico con una frase de Séneca que dice: Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones. Amén.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre