La Vida 19 Junio 2008
0 Comentarios
Tamaño texto
DECORACIÓN
Las alfombras, un recurso versátil a la hora de crear un ambiente
  • Los tonos claros son aconsejables dentro del hogar.
Sarah Morales Ortiz
sarah.morales@listindiario.com

SANTO DOMINGO.- Una casa sin alfombra no está del todo decorada, del todo acogedora. Las alfombras constituyen uno de los artículos decorativos más usados tanto en la decoración de las casas como de oficinas. En el mercado se encuentran de distintos colores, tamaños y estilos, ideales para alegrar un ambiente. Dependiendo del gusto de cada persona, hay una alfombra para cada espacio.

Una alfombra es sinónimo de elegancia, pero no por ello deja de ser una pieza útil en ocasiones, como por ejemplo, cuando son colocadas en áreas como el baño, comedor, dormitorio, la sala y la cocina.

Es muy importante saber de qué están fabricadas las alfombras: las hay en piel, poliéster (sintéticas), lana, algodón, seda, de fibras naturales como el bamboo, sisal y yute.  La decoradora Marcia Landais explica: “Hay alfombras redondas, rectangulares, pasilleras y ovaladas, entre otras. Con diseños rústicos, modernos o clásicos, hay alfombras adecuadas a cada ambiente”. Las hay de pared a pared o alfombras de área, comerciales y residenciales.

La decoradora dice que las comerciales, que son  las que regularmente se utilizan en oficinas, tiendas, teatros y hoteles se fabrican con un gran porcentaje de fibras sintéticas, pues se trata de áreas de alto tráfico. Ayudan a dar ambiente a los espacios muy grandes y mejoran la acústica, pues absorben el ruido.

Las alfombras en las residencias pueden ser utilizadas desde el hall de entrada hasta la cocina y el baño. Estas últimas, regularmente son sintéticas a prueba de agua y de grasa.

A nivel residencial son más comunes las alfombras de área, en la sala o comedor, en cuartos de música, pasillos de la entrada y otros espacios, a menos que se trate de apartamentos de climas fríos o que cuenten con aire acondicionado central las 24 horas.

Los dormitorios pueden estar alfombrados de pared a pared o se puede pensar en alfombras de área que tomen parte de la cama y sobresalga por los lados o la clásica alfombra pequeña a los lados de la cama.

Las alfombras pueden dividir visualmente un espacio, colocándolas por área. Por ejemplo, en una sala de estar de un gran hotel o en un estar grande de cualquier residencia, pueden ser colocados tres juegos de sala o ambientes. Las alfombras de área aglutinarán cada juego de sala y facilitarán un ambiente distinto en cada área, sin tener que dividirlos con biombos, o paredes divisorias.

El clima es otro factor muy importante a la hora de decidirse por una alfombra; para un clima cálido, son recomendables las fibras más naturales, pero hay que tener en cuenta que éstas proporcionan un ambiente menos formal que las tradicionales de seda y lana, aseguró Landais.

La elección
Para elegir la alfombra adecuada de un espacio determinado hay que tener en cuenta la dimensión y la iluminación, afirma Marisol Lorenzo, gerente de Mercadeo de Alfonso’s Decoraciones.

“Por ejemplo, los vestíbulos o recibidores y los pasillos de la mayoría de las casas tienen estas características. Son las zonas del hogar por las que más pasa la gente, reciben poca luz y sus dimensiones son especiales; para estos espacios es bueno elegir alfombras con tonos claros para que no reduzcan el espacio.

Además, dada su anchura, no es lugar donde se puedan lucir muebles, pero sí una alfombra, la cual será la que se lleve el total protagonismo”.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar
Más en La Vida