http://images2.listindiario.com/image/article/58/680x460/0/E6C8ECC6-8052-4996-8243-142D9641469C.jpeg
Listin Diario
2 Septiembre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 9:14 PM
La Vida 27 Febrero 2008
0 Comentarios
Tamaño texto
INDEPENDENCIA
Las mujeres también lucharon en febrero
  • Ilustración: Kilia Llano
Compartir este artículo
Alexéi Tellerías
alexei.tellerias@listindiario.com

SANTO DOMINGO.- Hoy, los dominicanos y dominicanas cumplimos 164 años de llamarnos así, oficialmente. En la noche del 27 de febrero de 1844, el trabucazo de Matías Ramón Mella anunciaba al mundo el nacimiento de una nueva república en el centro del Caribe.

Este proceso, sin embargo, fue el resultado de la participación de un amplio grupo de hombres y mujeres que concibieron la independencia nacional y contribuyeron en su proceso, en las etapas de organización, preparación y posteriormente en la defensa de la recién obtenida libertad.

Cuando se habla de las “Mujeres de febrero”, por lo general, siempre vienen a la mente los nombres de Concepción Bona y María Trinidad Sánchez, quienes tuvieron a su cargo la confección de la primera bandera. Pero esto va más allá.

Según comenta la historiadora Jennifer Rodríguez, la historiografía dominicana revela que desde el inicio de la República la mujer ha contribuido significativamente al proceso del desarrollo político del pueblo dominicano.

Recuerda que en 1838, cuando comienza a organizarse el movimiento independentista, Josefa Pérez de Perdomo hizo una de las primeras contribuciones de las mujeres a la causa de independencia.

Esto así, puesto que fue en su casa donde tuvo lugar la fundación de La Trinitaria, la sociedad secreta y patriótica destinada a liberar a los dominicanos del poder haitiano.

De igual manera, Manuela y Rosa Duarte, la madre y hermana de Juan Pablo Duarte, fueron detenidas y enviadas al exilio. Ellas, sin amedrentarse, entregaron sus bienes a la causa independentista, además de que es gracias a esta última que se tiene gran parte de los detalles de las actividades del patricio y de la sociedad “La Trinitaria”.

Otra mujer que -resalta Rodríguez- se destacó en ese período fue María Trinidad Sánchez, tía de Francisco del Rosario Sánchez. Además de contribuir con la confección de la bandera, estuvo presente en la proclamación de Independencia asistiendo con municiones a los soldados.

María Trinidad fue encarcelada y condenada a muerte por oponerse al gobierno conservador y anexionista de Pedro Santana, el primer presidente dominicano. Pudo salvar su vida si delataba a otros conspiradores. Al negarse a tal vileza, fue fusilada el 27 de febrero de 1845.

Otras mujeres que destacaron en este proceso independentista fueron Juana de la Merced Trinidad o Juana Saltitopa, conocida como “La Coronela”; Joaquina Filomena Gómez de Cova y María Baltasara de los Reyes, quien dió cobijo a Duarte cuando este fue perseguido por el ejército haitiano antes de verse en la obligación de escapar del país.

También Rosa Protomártir Duarte y Diez, Petronila Abreu y Delgado, Micaela de Rivera de Santana, Froilana Febles de Santana, Rosa Montás de Duvergé, Josefa Antonia Pérez de la Paz (“Chepita”), Ana Valverde y María de Jesús Pina y Benítez.

ALGUNOS NOMBRES

Datos Biográficos

MARÍA TRINIDAD SÁNCHEZ
Hermana del padre de Francisco del Rosario Sánchez, por tanto tía del patricio. Ayudó a la causa independentista, y junto a Concepción Bona, confeccionó la primera bandera dominicana. Después de la independencia, participó, junto a un grupo de febreristas en una conspiración para derrocar a Santana, pero fueron descubiertos. María Trinidad fue una de las primeras personas arrestadas y fue condenada a muerte por haberse negado a decir los nombres de sus compañeros. Fue fusilada el 27 de febrero de 1845, aniversario de la independencia, junto a su sobrino, Andrés Sánchez.

CONCEPCIÓN BONA
María de la Concepción Bona y Hernández nace en Santo Domingo el 6 de diciembre del año 1824. Dos años antes, en febrero de 1822, se había iniciado el período de la ocupación haitiana de Santo Domingo. Bajo este estado opresivo y humillante nace y se cría en una familia que se comprometería totalmente con el ideario de Duarte. Su abuela, María Merced Pérez Díaz Morales se había casado en primeras nupcias en la Villa de San Carlos con Pantaleón Pina y de esa unión habían nacido Manuela, Juan Andrés, Prócer de la Independencia, Ana, Santiago, Marcelina y Dominga.

En 1844, cuando contaba sólo 18 años de edad era una joven perteneciente a una familia ardientemente adscrita a la causa de la Independencia Nacional y totalmente comprometida con los ideales del patricio Duarte, y es que Concepción, el amor a la patria lo llevaba en la sangre, por eso cuando su padre Ignacio Bona estampa la firma número 90 del Manifiesto del 16 de enero, documento que representa el Acta de nuestra Independencia Nacional, lo hace junto a su hermano Juan Pina, pero también junto a Tomás Bobadilla y Briones, Ramón Mella, Francisco del Rosario Sánchez y otros trinitarios. Todos amigos y vecinos.

A esa edad Concepción Bona ya era parte activa en las reuniones de muchachos y muchachas que en los ojos del invasor se congregaban en las tardes a estudiar, pero que realmente complotaban con un solo fin: conquistar la libertad de la patria. Cuando los patriotas escogen a María de la Concepción Bona y Hernández para la gran tarea de plasmar en tela su magnífica obra tricolor concebida por el Patricio Duarte, que nos representaría ante el mundo como una nueva nación que nace libre e independiente, lo hacen confiando esa gran obra a una amiga cercana y plenamente identificada con la causa nacional, pero también sabiendo que se hacía ese encargo a una mujer valiente y apasionada, capaz de enfrentar con madurez los riesgos que aquello representaba. En ese momento se convierte en patriota junto a su prima María de Jesús Pina.

MÁS MUJERES DE 1844

BALTASARA DE LOS REYES
Maria Baltasara de los Reyes estuvo en la proclamación de la República en la madrugada del 27 de febrero fusil en mano, pero esta puso su casa como refugio para que el patricio Juan Pablo Duarte se escondiera hasta salir para el exterior.

JUANA SALTITOPA
Juana de la Merced Trinidad mejor conocida como Juana Saltitopa, se integró a la lucha en los inicios de la batalla del 30 de marzo en Santiago, ofreciéndose como soldado, las hazañas realizadas por esta hizo que la llamaran la coronela inmortal.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Se ha cerrado la discusión de este artículo por lo que no se puede comentar