Listin Diario Logo
27 de abril 2017, actualizado a las 06:25 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
La República domingo, 04 de diciembre de 2016
1 Comentarios

SERIE ESPECIAL (6) | EN LA PIEL DE LA LOCURA

Psiquiatras piden que las ARS cubran la salud mental

LA MINISTRA DE SALUD ELOGIA REPORTAJES DEL LISTÍN DIARIO

  • Psiquiatras piden que las ARS cubran la salud mental

    Una paciente luce pensativa en uno de los parques del Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS), ubicado en el kilómetro 28 de la autopista Duarte. Seis psiquiatras entrevistados por LISTÍN DIARIO abogan por la inclusión de la atención en salud mental en el Sistema Dominicano de Seguridad Social.

Juan Salazar
juan.salazar@listindiario.com
Santo Domingo

Un mayor presupuesto para la salud mental, garantizar la cobertura de esa especialidad en el Sistema Dominicano de Seguridad Social y fortalecer los programas que permitan la reinserción en la sociedad de los pacientes con trastornos mentales, son las principales recomendaciones de psiquiatras con un prolongado ejercicio de la profesión.

César Mella, Fernando Sánchez Martínez, Vicente Vargas Lemonier, José Mieses Michel y José Miguel Gómez, estos dos últimos exdirectores del Psiquiátrico Padre Billini, así como el presidente de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría, Julio Chestaro, coinciden en que la salud mental ha sido siempre la cenicienta en el sector.

Sánchez Martínez, quien laboró en el Psiquiátrico desde 1978 hasta el 2010, la mayor parte de esos años como jefe de Servicios y luego coordinador de la Residencia de Psiquiatría, dijo que estar interno en el antiguo Manicomio arrastraba el estigma de ser un loco, de recibir burlas y de ni siquiera conseguir trabajo porque se estuvo interno en ese nosocomio.

“La historia de la atención en salud mental es de vergüenza y hay una gran deuda acumulada a favor de esos pacientes, y a nosotros nos alegra de que el hospital Psiquiátrico fue definitivamente cerrado y que ahora existe un Centro de Rehabilitación Psicosocial”, precisó.

El psiquiatra indicó que el reto es mantener el trato humanizado que ahora se dispensa a los pacientes, porque ha conocido experiencias de otros países que han cerrado el hospital psiquiátrico, han abierto un centro de rehabilitación psicosocial y al cabo del tiempo vuelve a ser un manicomio.

El psiquiatra indicó que el reto es mantener el trato humanizado que ahora se dispensa a los pacientes, porque ha conocido experiencias de otros países que han cerrado el hospital psiquiátrico, han abierto un centro de rehabilitación psicosocial y al cabo del tiempo vuelve a ser un manicomio.

Propuso instalar en la Ciudad Colonial, al igual que está haciendo el Despacho de la Primera Dama en La  Barquita, un centro donde los enfermos  mentales deambulantes tengan acceso a comida, baños y medicamentos, e incluso pasar la noche en ese lugar.

Consideró necesario modificar la Ley de Seguridad Social para que sean cubiertas las enfermedades mentales por las administradoras de riesgos de salud (ARS), incluidos los medicamentos, pues esos trastornos inhiben al hombre y la mujer de poder producir.

El facultativo precisó que hace falta que las Unidades de Atención Primaria (UNAP) tengan servicio de salud mental y seguir instalando las Unidades de Intervención en Crisis en otros hospitales.

Componente vital
Mientras Julio Chestaro, presidente de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría, dijo que los países que más se preocupan por la salud mental están invirtiendo 5% de su presupuesto en ese renglón.

El especialista deploró que un seguro médico cubra un millón de pesos para una enfermedad catastrófica, como el cáncer, y 500,000 pesos en un cateterismo, pero no quiere costear el internamiento de un paciente que ha intentado quitarse la vida.

Consideró que todos los sectores vinculados a la salud mental deben abogar por la modificación de la Ley de Seguridad Social para garantizar mayor cobertura a estos pacientes y la inclusión de los fármacos que requieren en los planes básicos de salud.

Chestaro precisó que un simple medicamento para la depresión puede costar el genérico 1,500 pesos, y si es original 4,000 pesos, y eso para una persona de recursos limitados puede significar hasta  40% y 50% de sus ingresos.

“Hay medicamentos de depósito que ofrecen la ventaja de que se aplican una vez al mes, pero una ampolla puede costar hasta 25,000 pesos”, añadió.

Dijo que a esto se agrega que un estimado de internamiento para un paciente en una clínica privada al que le apliquen varios medicamentos de calidad, debe andar el día entre 10,000 y 15,000 pesos.

Chestaro refirió que aunque hay activos entre 200 y 220 psiquiatras, están concentrados en el área del Gran Santo Domingo y las provincias más pobladas. “Creo que a Monte Cristi va un psiquiatra a veces, y cuando te vas a Pedernales y otras comunidades fronterizas hay muy pocos o no hay”, dijo.

Estructuras comunitarias
Entretanto, José Mieses Michel, quien dirigió el Hospital Psiquiátrico desde noviembre de 1993 hasta agosto de 1996, criticó el cierre del antiguo Psiquiátrico sin antes haber establecido una amplia red de servicios de salud mental de base comunitaria, articulada entre sí y con los demás servicios generales de salud.

“No se conoce a la fecha que exista un plan previsto ni a corto ni a mediano ni a largo plazo para el establecimiento de esas estructuras comunitarias”, dijo el psiquiatra.

Mieses Michel refirió que el cierre del hospital Psiquiátrico ha dejado a cientos de personas con trastornos mentales abandonadas por el sistema de salud pública, incrementando con ello la angustia y desesperanza de las familias.

Propuso crear los centros comunitarios de salud mental o equipos de salud mental sectorizados, responsables de la atención de trastornos psiquiátricos y del seguimiento a las personas en tratamiento en un territorio determinado, además de centros de rehabilitación también sectorizados y hospitales de día.

Asimismo, impulsar el programa de “Viviendas tuteladas” para las personas sin apoyo familiar.

Con respecto a los deambulantes, Mieses Michel planteó la implementación de un Plan Nacional de Rehabilitación Psicosocial para evitar que más personas terminen como enfermos mentales en las calles. “La persona con trastorno mental goza del derecho a vivir con la mejor calidad posible y de la manera más normalizada en su comunidad. Lo que se consigue a través de un abordaje integral”, añadió.

Deuda social
El psiquiatra César Mella, también director del Instituto Dominicano de Seguros Sociales, dijo que desde el origen de la humanidad se ha visto al enfermo mental como un ciudadano de segunda clase sin ningún tipo de derechos.

Consideró que existe una deuda social acumulada enorme en ese sector, pues ni siquiera se han creado fondos de pensiones y jubilaciones justos para el enfermo mental, a quien también se le niega el acceso a medicamentos que necesita tomar de por vida.

Mella sugirió que como las ARS han sido sumamente irresponsables con los pacientes mentales crónicos, el Estado cree un fondo especial no sólo para pensión de enfermedades catastróficas, sino para la discapacidad psíquica que incluya financiar el costo de los medicamentos, las consultas, y cubrir los costos de internamiento cada vez que se produzca una recaída.

“De modo que en el marco de las modificaciones de la Ley 87-01 estamos en la obligación de contemplar al paciente psiquiátrico en los planes de asistencia y protección social”, añadió.

Planteó la conveniencia de aplicar aquí el concepto de las “familias sustitutas”, que se encargan de atender a un paciente y crearle un hogar que quizás nunca ha tenido, con el acompañamiento económico y organizativo del Estado.

Propuso más hospitales de día y estancias de larga estadía como el que se intenta en el Centro de Rehabilitación Psicosocial dentro del nuevo modelo de atención a la salud mental. “Pero para que sea una modalidad que no sea única, sino combinada, se necesita que esas miles de personas que no tienen ningún soporte, vayamos en auxilio de ellas”. Mella recordó que la psiquiatría a nivel privado es costosa y excluyente, pues la mayoría de los psiquiatras y psicólogos no trabajan con los seguros y la consulta a nivel privado puede ser tan modesta como 2,000 pesos y tan encumbrada como 5,000 pesos.

Reveló que el IDSS inaugurará en uno o dos meses una sala especial de doce camas de psiquiatría, con un aparato de electroshock, procedimiento que en la práctica privada cada sesión cuesta entre 5,000 y 7,000 pesos, y en hospital Salvador B. Gautier se ofrecerá gratis.

Lista de medicamentos
Entretanto, Vicente Vargas Lemonier, expresidente de la Sociedad Dominicana de Psiquiatría, valoró que los servicios de psiquiatría hayan llegado a los grandes hospitales y que los pacientes no estén aislados en esos centros.

Lamentó, empero, que menos del 1% del presupuesto de salud se asigne a los servicios psiquiátricos. “El reto ahora es que los servicios psiquiátricos se establezcan a nivel nacional y que haya camas suficientes para los pacienes que necesitan internamiento”, añadió.

El psiquiatra, quien dirige el Instituto de Terapia y Desarrollo Humano (Viva), dijo que “las ARS no respetan la ley y siguen negándoles a esos pacientes la cobertura que deberían recibir, no solamente por la consulta externa, sino también por el internamiento”.

Indicó que actualmente la depresión es la mayor responsable de la discapacidad social, por encima de cualquier otra enfermedad.

Sugirió que se actualice la lista de medicamentos para los trastornos mentales y que estén disponibles en las Farmacias del Pueblo. “Y que sean medicamentos modernos y actualizados, porque además de que son muy efectivos, los efectos secundarios son mínimos”.

Psiquiatría forense
Para José Miguel Gómez, quien dirigió el psiquiátrico Padre Billini desde 1996 al 2002, el cierre de ese hospital ha sido una decisión acertada porque en pleno siglo 21 ese tipo de centros ya no tiene razón de ser.

Sugirió también incluir los fármacos para enfermedades mentales en el plan básico de salud porque un tratamiento con apenas tres medicamentos puede costar entre ocho y doce mil pesos, pero si se requieren más se elevaría a cerca de 25,000 pesos.

Planteó que durante su gestión al frente del Psiquiátrico quedó pendiente la creación de unidades de rehabilitación y desintoxicación para adictos a drogas, así como la modificación de la Ley 50-88 para que se considere al consumidor de pequeñas porciones como un enfermo que necesita tratamiento y no como un delincuente. Citó, además, su propuesta de que la Procuraduría General de la República establezca las unidades de psiquiatría forense.

Es una prioridad
La ministra de Salud Pública, Altagracia Guzmán Marcelino, afirmó que la serie de reportajes sobre la salud mental publicados por LISTÍN DIARIO durante seis días consecutivos colocan a este medio en la historia de la Psiquiatría.

“Debo reconocer y expresar nuestro reconocimiento al matutino LISTÍN DIARIO por estos reportajes que lo colocan en la historia de la Psiquiatría”, dijo la funcionaria.

Elogió la amplia cobertura del LISTÍN DIARIO a un tema que constituye una de las prioridades de la actual gestión del presidente Danilo Medina, lo que ha demostrado con la apertura de las Unidades de Intervención en Crisis (UIC) en nueve hospitales del Gran Santo Domingo y en los centros regionales con una mayor capacidad resolutiva.

Guzmán Marcelino anunció que en el primer semestre del próximo año será inaugurada la UIC de San Juan de la Maguana y otra en el hospital San Vicente de Paúl para abarcar la región Nordeste.

Destacó que las UIC no implican construcciones nuevas porque están instaladas en los hospitales y los pacientes ingresan por el servicio de emergencias. La ministra de Salud precisó que los pacientes del régimen subsidiado afiliados en el Seguro Nacional de Salud (Senasa) reciben atenciones en estas unidades especializadas en la asistencia a personas en crisis por diversos trastornos mentales.


Usuarios del Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS) se mueven por uno de los pasillos del módulo para hombres, mientras otros descansan, luego del almuerzo.

 


Una paciente en la Unidad de Atención en Crisis del Hospital Infantil Santo Socorro.



Un paciente luce pensativo en el módulo de hombres del Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS), ubicado en el kilómetro 28 de la autopista Duarte.



Pacientes reciben terapia en el Hospital de Día del Francisco Moscoso Puello, en la zona Norte de la capital.



Luis Ortega, encargado de la Unidad de Atención en Crisis del Hospital Infantil Santo Socorro, muestra el aparato usado para dar “electroshock” a los pacientes. Los psiquiatras consideran ese procedimiento efectivo para tratar diversos trastornos mentales, como las tendencias suicidas e incluso la depresión en embarazadas que no toleran algunos fármacos.
 


Una paciente lee el texto de la placa colocada en uno de los módulos del Centro de Rehabilitación Psicosocial.

 

NOTA DEL EDITOR

Juan Salazar
JEFE DE EDITORES DE LD
El autor de este trabajo estuvo dos meses en contacto con enfermos mentales, incluida una semana en el Centro de Rehabilitación Psicosocial (CRPS), el antiguo Psiquiátrico, junto al fotorreportero Jorge Cruz. LISTÍN DIARIO agradece a la ministra de Salud, Altagracia Guzmán, y al director de Salud Mental, Ángel Almánzar, así como al personal de la cartera y del CRPS, por las facilidades otorgadas para esta serie de reportajes.

COMENTARIOS 1

Comentó: Antuanliseaux
De:
CUANTO APRECIAMOS QUE LA PRENSA NACIONAL, COMO EN ESTE CASO EL LISTIN DIARIO, SE DEDIQUEN MAS A TEMAS DE MEJORAMIENTO SOCIAL EN FAVOR DE LOS MAS DESPOSEIDOS DEL PUEBLO DOMINICANO. GRACIAS POR ESTE ESFUERZO



03 dic 2016 05:33 a.m.
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en La República

    Descubre