Listin Diario Logo
10 de diciembre 2016, actualizado a las 12:36 AM
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual24ºC32ºC
La República miércoles, 19 de octubre de 2016
0 Comentarios

INCLUSIÓN SIN BARRERAS (3)

¿Dónde están los maestros de educación especial?

El 59% de los centros educativos donde hay estudiantes con discapacidad no incorpora estrategias pedagógicas ajustadas a esta población, según una investigación realizada por Educación

  • ¿Dónde están los maestros de educación especial?
  • ¿Dónde están los maestros de educación especial?
  • ¿Dónde están los maestros de educación especial?
Isabel Leticia Leclerc
isabel.leclerc@listindiario.com
Santo Domingo

Nicol tiene 17 años y padece discapacidad de aprendizaje. Desde pequeñita asiste al Centro de Recursos Educativos para la Discapacidad Visual Olga Estrella. A través de una ancha sonrisa comunica que se siente feliz en el lugar.

Es una jovencita despierta que sirve de apoyo para sus otros compañeros. Su solidaridad se pone de manifiesto cuando ayuda a uno de sus amigos de clase que tiene dificultad para movilizarse.

El Centro, que es una dependencia del Ministerio de Educación, constituye un hogar para muchos niños, no solo para los que tienen discapacidad visual, sino también para los que padecen de autismo, parpado caído, sordera, discapacidad físico-motora e intelectual.

Ellos conviven allí como una familia y son atendidos por un personal profesional capacitado. La planta física está compuesta por un área de juegos, más de 11 aulas, un consultorio médico y una imprenta donde se traducen los libros regulares del sistema educativo al sistema Braille, además de las oficinas administrativas.

Los niños con discapacidad tienen derecho a estar en el centro desde edad temprana hasta los 20 años, según establecen las normas de educación. A ellos se les orienta para ser futuros emprendedores. Se les enseña a confeccionar distintos artículos del hogar y a diseñar accesorios. También reciben clases de informática.

La directora Pastora Reyes asegura que ya la escuela se está abriendo al tema de la inclusión y ha habilitado los espacios de interacción y educación pertinentes para el trato a los niños con discapacidad. “Nos interesa que la escuela donde haya un niño con discapacidad matriculado esté totalmente informada del proceso. Hemos cambiado las estrategias y los talleres se dan por escuela. Tenemos más trabajo, pero mejores resultados porque la escuela entera participa en esa jornada”, detalla al destacar la labor que realizan adiestrando a profesores. Pero existe una situación que no se puede ocultar, es necesario que más docentes se capaciten en educación especial.

Formación de maestros
Ya que a nivel universitario no existe una formación específica para las distintas formas en que se puede expresar una discapacidad, solo la licenciatura en educación especial, de manera general, que se imparte en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y en la Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), el Ministerio de Educación, a través del Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (INAFOCAM) promueve distintos cursos y diplomados en áreas diversas, relacionadas con las discapacidades que se presentan en las escuelas.

Además, el Departamento de Educación Especial (DEE) impulsa de manera permanente jornadas de orientación y acompañamiento a los docentes de centros regulares y centros de educación especial con el fin de generar espacios para la reflexión y provisión de orientaciones pedagógicas innovadoras para la mejora de las prácticas educativas en los planteles.

“Empezamos a hacer estas capacitaciones en base a un programa de personas que ya estaban trabajando y que necesitaban la formación. Encontramos que otras personas también nos piden ir a los diplomados”, precisa Amiama.

Afirma que reciben formación continua con los 120 docentes que laboran en las Aulas de Recursos, y brindan apoyo en 450 centros de educación especial públicos y privados.  De la misma forma, el Centro de Recursos Olga Estrella capacita anualmente alrededor de 1,000 docentes que intervienen en el proceso educativo de estudiantes con discapacidad visual.

Requisitos
Ser un ente formador no es tarea fácil. Amerita de paciencia y amor y mucho más si es para tratar a niños con discapacidad.

La profesora Lourdes Bencosme se ha dedicado por más de una década a educar niños con discapacidad. Ahora utiliza esa experiencia para enseñar a técnicos y profesores en educación especial.  

Explica que este personal docente requiere capacitación en el sistema Braille y en el desarrollo de los sentidos, con el propósito de conocer las necesidades de los estudiantes, dependiendo de su discapacidad. El equipo de trabajo que lidera se desplaza hacia distintas escuelas promoviendo la formación y fortalecimiento de la educación especial.

“Que los maestros se pongan en el lugar de ellos para que puedan hacer un mejor trabajo”, refiere.

Para Yovanny Pérez, quien lleva cerca de 20 años en la profesión, de ellos, unos dos en la educación especial, más que un trabajo, es un servicio.

Ella exhorta a otros educadores a involucrarse en este proceso, alegando que es pertinente que más personas se interesen para hacer esta “labor solidaria tanto para los niños como para sus familias, que llegan un poco desesperadas, ansiosas por la misma condición de sus niños y necesitan ver que aprendan”. 

(+)
SE NECESITAN PROFESORES ITINERANTES
Profesores itinerantes

El sistema de educación cuenta solo con 48 profesores itinerantes, los que se encargan de dar asistencia en todo el país a los más de 31,000 estudiantes con discapacidad que registra el Ministerio.

Desde meses no se forman estos maestros, aunque siguen brindando capacitación para profesores en las aulas y otros que quieren prestar un servicio particular a la comunidad. Los 13 Centros de Recursos para la Atención a la Diversidad (CAD) ofrecen orientaciones, asesorías y talleres sobre estrategias diversificadas a docentes en 405 centros regulares.

El sistema es el siguiente: el niño con discapacidad es insertado en un aula con los demás estudiantes. El profesor itinerante se encarga de trasmitirle todos los conocimientos y el programa de clases que se ha establecido regularmente, pero de acuerdo a su condición, a través de visitas a su casa.

Estos maestros tienen la tarea de turnarse y desplazarse a todas partes del país donde existan niños estudiantesn con discapacidad, a fin de brindarles seguimiento.

“Se necesitan más profesores. Hemos encontrado muy buena aceptación. . Hay una apertura en sentido general hacia la diversidad”, puntualiza la encargada del Departamento de Educacion Especial del Ministerio de Educación, Cristina Amiama.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en La República

    Descubre