PROCONSUMIDOR

Disponen plazo de 60 días para que las etiquetas de los productos para control de plagas estén en español

AUTORIDADES GUBERNAMENTALES Y EL SECTOR PRIVADO CREAN OBSERVATORIO DE VIGILANCIA EN APLICACIÓN DE PESTICIDAS

Santo Domingo

Autoridades gubernamentales y el sector privado crearon el Observatorio de Vigilancia en la Aplicación de Pesticidas y disponen un plazo de 60 días para que las etiquetas o rotulados de los productos utilizados para el control de plagas, en lugares cerrados y sus alrededores, de uso doméstico, industrial, comercial, de servicio y otras instalaciones, esté en idioma español y en letra legible.

 Altagracia Paulino, directora ejecutiva del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor,  Pro Consumidor junto a la doctora Karina Mena, del Ministerio de Salud Pública; licenciada Kenia Féliz, del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales; Ingeniero Emigdio Gómez, del Ministerio de  Agricultura; Rafael Lozano, de la Asociación Nacional de Manejos de Plagas Urbanas (ANMPU); ingeniero Rafael Pereyra del Centro de Producción Más Limpia de la República Dominicana (CPMLRD) y el ingeniero  Henry Monsanto, de la Asociación de Fabricantes, representantes e importadores en productos para la Producción de Cultivos (AFIPA)  realizaron una Declaración de Compromiso mediante el cual declararon de alto interés el uso seguro de los plaguicidas.

Plantean la profesionalización y el control de los servicios comerciales en el manejo estructural de plagas en lugares cerrados, sus alrededores, uso doméstico, industrial, comercial y de servicio con el objetivo de preservar el medio ambiente y la salud de la población.   En la declaración de compromiso disponen que las empresas, profesionales y técnicos que ofrecen al público servicios comerciales de control estructural de plagas estén legalmente habilitados por los órganos  gubernamentales u oficiales correspondientes,  para brindar al público ese servicio.   “Esas empresas deben contar con el registro, permiso sanitario y carta de no objeción y la constancia ambiental, expedidos por los Ministerios de Agricultura, Salud Pública y Medio Ambiente y Recursos Naturales, respectivamente”. 

Establecen un plazo de 60 días a partir  de la publicación de esta declaratoria de compromiso, para que el etiquetado o rotulado de los productos utilizados para el control estructural de plagas, esté en idioma español y en letra legible.   Asimismo, disponen que toda persona física o jurídica que solicite permiso para realizar servicios de control estructural de plagas debe recibir obligatoriamente los entrenamientos requeridos por cada Ministerio, previo al otorgamiento del permiso y que en  el caso de solicitudes de permiso para efectuar tratamientos de fumigación (gasificación), deben estar habilitadas mediante certificado de entrenamiento específico para esta práctica, por el Ministerio de Agricultura. 

La Declaración de Compromiso establece que después de cada jornada de aplicación de plaguicidas en lugares cerrados y sus alrededores  de uso doméstico, industrial, comercial, de servicio y otras instalaciones, el que ofrece el servicio deberá colocar en lugar visible y entregar al cliente o su representante todas las especificaciones técnicas del plaguicida aplicado.   Además, dar detalle de los procedimientos que utilizó para la aplicación, y deberá dejar una advertencia adherida a la pared de la instalación que indique las medidas a tomar en caso de accidente, incluyendo los teléfonos del proveedor del servicio y del hospital o centro de toxicología del Ministerio de Salud Pública, así como el aviso de llamar al Sistema Nacional de Atención de Emergencias y Seguridad 911.  

EL OBSERVATORIO DE VIGILANCIA 
El observatorio de vigilancia estará integrado por los representantes de los organismos estatales que forman parte de la Declaración de Compromiso, y por representantes de la sociedad civil, quienes tendrán la responsabilidad de  garantizar la aplicación efectiva. El observatorio tendrá como funciones principales: vigilar el cumplimiento de las leyes, decretos, reglamentos, resoluciones y demás regulaciones en la materia; promoverá la profesionalización, fiscalización y el control de los servicios comerciales de control estructural de plagas; servirá de espacio de coordinación interinstitucional entre Pro Consumidor y los ministerios de Salud Pública, Agricultura y Medio Ambiente y Recursos Naturales, de cara a mejorar de los controles oficiales en esta materia; articular los mecanismos necesarios para fortalecer los procesos de capacitación de los regentes de empresas de control estructural de plagas y de los aplicadores de plaguicidas que prestan servicios en las mismas. También fomentar la protección y la disponibilidad de información oportuna y veraz a favor de los usuarios de servicios comerciales de control estructural de plagas y realizar las coordinaciones de lugar para mejorar los requisitos de registro, habilitación o certificación de los servicios comerciales de control estructural de plagas y sus regentes y aplicadores.   “La  Declaración de Compromiso  se realizó bajo el criterio de coordinación, racionalidad, responsabilidad, transparencia y buena voluntad, de forma espontánea y bajo un alto contenido de responsabilidad social, según detalla la información suministrada por Proconsumidor.