http://images2.listindiario.com/image/article/423/680x460/0/D6AD06DB-41F2-4F02-A1D4-03FF50AFBE55.jpeg
La República 26 Febrero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
ACTIVISTA
La dominicana Zenaida Méndez, una incansable voz en defensa de la mujer
LA PRIMERA LATINA EN PRESIDIR LA ORGANIZACIÓN NACIONAL DE MUJERES (NOW) DE NUEVA YORK
Compartir este artículo
Ruth E. Hernández Beltrán | EFE
Nueva York

La lucha contra la discriminación y el racismo y la defensa de los derechos de la mujer han caracterizado la vida de la activista dominicana Zenaida Méndez, la primera latina en presidir la Organización Nacional de Mujeres (NOW) de Nueva York.

"Hay mucho por hacer, es una lucha constante (por los derechos de la mujer) y en el caso de las latinas y afroamericanas estamos aún en mucha más desventaja", dijo a Efe Méndez, quien llegó a Nueva York junto a sus padres y hermanas cuando tenía trece años.

"A pesar de que Nueva York es uno de los estados más progresistas de la nación todavía, a estas alturas, estamos bregando para pasar legislación a favor de la mujer", afirmó Méndez, que estará dos años frente a NOW.

La legislación a la que se refiere esta "activista de justicia social" es la Ley de Igualdad de la Mujer, propuesta del gobernador, Andrew Cuomo, y que, entre otros puntos, promueve que se pague el mismo salario por el mismo trabajo a hombres y mujeres, poner fin a la discriminación por embarazo y el cese del acoso sexual.

"Por cada dólar que gana un hombre blanco, la mujer blanca gana 78 centavos, la afroamericana 62 y la latina 58", explicó Méndez, también directora de Asuntos Externos de Manhattan Neighborhood Network.

"Durante la crisis económica, las mujeres fueron las más que se quedaron sin empleo. Ya se están integrando a la fuerza laboral, pero ha sido muy duro", argumentó Méndez, quien antes de presidir NOW de Nueva York dirigió el Programa de Diversidad Racial de esa organización en su sede principal en Washington.

La propuesta Ley de Igualdad de la Mujer busca también fortalecer las leyes de tráfico humano y las órdenes de protección y el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, entre otras medidas.

"Tenemos que seguir luchando para ser una voz y esta (lucha) será una muy dura porque ya hay legisladores que comenzaron a atacar la propuesta", señaló.

Destacó que la prioridad en su agenda es que se aumenten los centros de cuidado de niños, una preocupación para la mujer trabajadora a quien el salario no alcanza para cubrir todos los gastos.

"Cada día es más difícil dejar a nuestros niños en un lugar seguro para su cuidado. El 'prekindergarten' en Nueva York es preocupante porque es sólo tres días a la semana y si la madre trabaja todos los días ¿como le hace para recoger a sus niños al mediodía o en la tarde?", se preguntó.

"Las jóvenes latinas graduadas de universidad con un salario que llamo decente no pueden pagar por un cuidado porque les está costando entre 10.000 y 15.000 dólares al año", afirmó Méndez, madre de tres hijas y quien dice haber aprendido el activismo en su hogar.

Recordó que emigraron a Nueva York cuando su padre perdió el empleo por su apoyo a la revolución de abril de 1965 (movimiento en la República Dominicana para restituir a Juan Bosch como presidente y la constitución de 1963).

"Desde pequeña veía que mis padres eran activistas", indicó Méndez, cuya familia se estableció en el condado de Queens.

Recordó además que sus padres, Delfilio y Marina, siempre insistieron a sus tres hijas en la importancia de la educación.

"Decían que teníamos que estudiar y ni siquiera nos dejaron trabajar durante el verano porque consideraban que nos podíamos acostumbrar al dinero y dejar los estudios. Cuando pasábamos de grado nos recompensaban mejor que el Día de Reyes o Navidad", señaló.

Pese a que se casó joven continuó sus estudios "porque tenía metas", y tampoco olvida que durante sus años en la universidad Jon Jay College comenzó su activismo con una organización que defendía los derechos de los inquilinos de edificios de apartamentos en Manhattan, con la cual estuvo varios años.

Su activismo le llevó a ser reclutada por el entonces presidente del condado de Manhattan, David Dinkins, como su enlace para las comunidades de El Barrio y Washington Heights, y posteriormente cuando fue electo alcalde trabajó como subdirectora de asuntos latinos.

En 1991 fundó el Caucus de Mujeres Dominicanas mientras continuaba su trabajo con organizaciones nacionales por los derechos "tanto de mujeres anglosajonas como afroamericanas, porque no nos podemos aislar como latinas".  

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en La República