http://images2.listindiario.com/image/article/417/680x460/0/DEE73958-7060-425C-8051-CC85ECBC7D79.jpeg
Listin Diario
22 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 11:19 AM
La República 25 Enero 2013
0 Comentarios
Tamaño texto
COERCIÓN
Fiscalía de Santiago pedirá  prisión contra repatriado
ACUSADO DE MATAR A TRES COLOMBIANOS Y UN VENEZOLANO EN SANTIAGO
  • Arresto. Agentes policiales conducen a Héctor Vargas Valerio (La Figura), quien fue enviado a Santiago para ser sometido a la justicia.

Compartir este artículo
Ricardo Santana
Santiago

La fiscalía de Santiago pedirá en las próximas horas prisión preventiva como medida de coerción en contra de un hombre que fue repatriado desde Estados Unidos, acusado de ser uno de los autores intelectuales de la muerte a tiros de tres colombianos y un venezolano, ocurrida el 26 de agosto de 2011 en el residencial Cerro de Gurabo III de esta ciudad.

Al ser recibido por la fiscalía y la Policía Nacional en el Palacio de Justicia de Santiago, las autoridades dijeron que Héctor Vargas Valerio (La Figura) es parte de un grupo de sicarios que dirigía Julio César Céspedes Martínez (El Indio), quien murió en un supuesto intercambio de disparos con agentes policiales, que mataron a los cuatro sudamericanos luego de secuestrarlos y llevarlos a una casa del indicado sector santiaguense.

Los cuerpos de los cuatro hombres fueron encontrados con impactos de balas en la cabeza y otras partes del cuerpo, además de que estaban maniatados, según el reporte de la Policía y la fiscalía. Las víctimas fueron identificadas como los colombianos Serafín Alvarado Bautista, de 52 años; Carlos Arturo Pedraza García, de 45; Héctor Elías Peña García, de 24, y el venezolano Silvio César Sánchez Montero, de 48 años.

Igualmente, las autoridades atribuyen a Vargas Valerio y a otros cinco individuos que cumplen un año de prisión preventiva como medida de coerción en el Centro de Corrección y Rehabilitación Rafey Hombres de Santiago, de participar en las muertes del ciudadano español Pablo Fanjul, quien fue ejecutado el 25 de agosto de ese mismo año mientras se recreaba en un parque del sector Villa Progreso; y del dominicano Jesús Durán Jiménez (El Gordo).

Al llegar al Palacio de Justicia de Santiago, el deportado se declaró inocente y dijo que nunca ha estado vinculado a actos criminales. Expresó que no sabe por qué se le involucra en esos hechos, pues sus negocios son transparentes porque se dedicaba a la venta de carros y casas.

La representante del ministerio público declaró ayer que luego de concluido el proceso de investigación, se apoderará a un juzgado de la Instrucción para conocerle medida de coerción, que posiblemente sea hoy viernes. La fiscal de Santiago dijo que con el arresto de Vargas Valerio se le asesta un duro golpe al crimen organizado y al sicariato.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en La República