Listin Diario
21 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 2:09 PM
La República 19 Enero 2013
Comentarios 2 - último digitado en 19 Ene a las 6:29 PM
Tamaño texto
LEY 352-98
Beneficios escondidos de la Ley Sobre Protección de la Persona Envejeciente
DESDE HACE 15 AÑOS LA LEY CONTEMPLA DESCUENTOS EN TARIFAS DE PASAJES, DE SALUD, DE ESPARCIMIENTO Y PRÉSTAMOS PARA LOS ADULTOS MAYORES, PERO NUNCA SE HAN APLICADO
Compartir este artículo
Doris Pantaleón
doris.pantaleon@listindiario.com
Santo Domingo

Toda persona mayor de 65 años que viva en República Dominicana debe recibir un descuento de 30% en la tarifa cuando acuda a un cine, al teatro o cualquier espectáculo público; de entre 20 y 30% cuando use el transporte público;  de 15% en los  servicios de salud y pagar 10% menos en la consulta médica privada.

También la reducción de un punto porcentual en la tasa de interés de los préstamos hipotecarios de vivienda para uso propio y exoneración total por concepto de matrícula y mensualidades en las instituciones estatales de educación.

Esos son sólo algunos de los beneficios que están contemplados desde hace casi 15 años en la ley 352-98 sobre Protección de la Persona Envejeciente, del 15 de agosto de 1998, que crea además el Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (Conape), pero que nunca se han aplicado y  prácticamente nadie, mucho menos los cerca del millón de adultos mayores que tiene el país, conoce y reclama.

 Para acceder a todo ello, el adulto mayor debería contar con un carné, emitido por el Conape, el cual, de acuerdo a su directora, Nathalie María, ya está diseñado, y este año se pretende hacer la entrega formal a esa población, donde se especifica también su condición de salud y las medidas a tomar.

La misma ley establece que los recursos necesarios para aplicar las políticas a favor de los envejecientes provengan en 0.5 por ciento de Salud Pública; que 10 por ciento que destinan los ayuntamientos al área de la salud pase a los hogares de ancianos, y el uno por ciento del monto del primer premio de la Lotería Nacional y de cualquier otro juego electrónico legalmente autorizado.

María dice que esa ley crea un precedente en el país, pero que como muchas otras se viola constantemente. Dice que al llegar al cargo su misión ha sido implementarla, pero se encontró con una cultura que inhibe totalmente su puesta en marcha, porque desde el mismo gobierno se carecía de una cultura de protección al adulto mayor basada en derechos.

Acciones
La directora del Conape dice estar convencida que en adelante las cosas cambiarán. Se trabaja en poner en marcha la campaña “cédele el paso al abuelo” como forma de sensibilizar, y se coordina con el despacho de la Vicepresidencia de la República para firmar acuerdos con entidades del transporte, así como de los ministerios de Cultura y de Deportes para empezar a aplicar los descuentos. “Estamos trabajando para cambiar el modelo y la percepción frente a la persona envejeciente”, añadió.

Con ese propósito, explicó, ya hay planes de firmar acuerdos con las autoridades de la Oficina Metropolitana de Autobuses (OMSA); con los  ministros de Cultura y de Deportes, y se realizan contactos con el Invi, para que cuando construya complejos habitacionales incluya casas para ese segmento de la población.

Se han hecho reuniones con los sindicatos de choferes, explicó, pero han encontrado resistencia, a excepción del sindicalista Ramón Pérez Figuereo, que ha mostrado mayor apertura; desde hace varios años se han estado mandando comunicaciones a todos, pero que ahora la vicepresidenta Margarita Cedeño de Fernández está canalizando para hacer un acuerdo público con esas entidades.

Con la ley se ha ido avanzando con campañas de sensibilización, de conocimiento de sus derechos, con eventos y consultas, y se tiene un diagnóstico de la persona adulta mayor, lo que ha permitido al Consejo estar dentro de la Estrategia Nacional de Desarrollo.

“Ahora no se contempla como una dádiva. Ya el adulto mayor tiene su tarjeta Solidaridad, y Salud Pública tiene vacunas especializadas para este renglón (neumococo), pero todavía hay muchos indigentes”, indicó.

María dijo que se contempla poner en marcha centros de recuperación,  donde los enfermos sean atendidos por enfermeras.

Luego de que se mejoren irían al hogar. Recordó que el un nuevo modelo a que aspira el presidente Medina promueve un envejecimiento activo, productivo y participativo.

A sus 74 años, Eladia tiene que luchar para subsistir
Mientras todo eso está escrito, la mayoría de los envejecientes dominicanos se sienten olvidados y marginados, no sólo por el Estado sino muchas veces por la propia familia. Con frecuencia son insultados por choferes del transporte público, alegando que les hacen perder tiempo.

Eladia Rodríguez, de 74 años, dice que su condición de envejeciente no le ha garantizado ningún privilegio. A excepción de cuando va a los bancos donde a veces puede colocarse delante en la fila, pero con frecuencia recibe el reproche de otros clientes.

 Dice que pocos se paran en autobuses para dejarla sentar, y cuando va a cruzar alguna calle, porque le da trabajo subir a los puentes peatonales apoyada en su bastón, le pide ayuda a transeúntes y algunos acceden a ello, a veces hasta sin solicitárselo.

 Refiere que se rompe la cabeza diario para poder comprar sus medicamentos, ya que con menos de RD$5,000 que recibe cada mes como enfermera pensionada no le alcanza para cubrirlos. Sólo el medicamento para controlar el asma bronquial  le cuesta RD$2,000 y aunque tiene que usarlo diario, lo hace sólo cuando se siente muy mal.

 También necesita medicinas para la hipertensión, la vista y sus problemas cardíacos, y usa bastón por problemas ortopédicos en la rodilla. Visitó recientemente el Conape en busca de ayuda para reparar su casa que está en muy malas condiciones. “Aquí las leyes están, pero no se cumplen, porque yo pago mi pasaje normal, aunque en los bancos hay letreros, la gente se molesta y nosotros no sabemos exigir nuestros derechos”, dice.

CIUDAD DE LA SABIDURÍA
Para el futuro, y una vez los hogares de Ancianos y de Día sean administrados por Conape, ya que actualmente están en manos del Ministerio de Salud Pública, existen planes de transformarlos, asegura la directora del organismo, Nathalie María.

Los hogares de Día pasarían a ser centros de Servicio, Capacitación y Recreación del Adulto Mayor. Los asilos se convertirán en la Ciudad de la Sabiduría, convertidos en lugares donde compartan, tengan su independencia, con piano bar, restaurantes, salas de reuniones, y estarían divididos por unidades, donde se albergarán por ejemplo a todos los que son artistas, los que son doctores, los que son abogados, entre otros, donde se reúnan y compartan experiencia. Estarán abiertos a estudiantes de cualquiera de esas profesiones para ser consultados.

COMENTARIOS 2
Comentó: joselito1960
De: Estados Unidos
me parece muy bien,que se proteja a los ancianos,y se haga cumplir esta ley al pie de la letra,pero sobretodo,que se cree conciencia,para con amor,velar por nuestros seres mas indefensos y vulnerables.
19 Ene 2013 2:10 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: LISTINJET
De: Estados Unidos
si eso se logra,entonces se hara lo que nunca se habia hecho.
19 Ene 2013 6:29 PM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en La República