http://images2.listindiario.com/image/article/408/680x460/0/3546342C-EDA1-412E-8A08-A24A57C2CE92.jpeg
Listin Diario
27 Agosto 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 6:32 PM
La República 13 Diciembre 2012
Comentarios 15 - último digitado en 15 Dic a las 5:25 AM
Tamaño texto
TESTIMONIO

Revelan que Caamaño duró seis horas vivo después de su captura

CLAUDIO CAAMAÑO DESPEJA LAS DUDAS SOBRE LA MUERTE DEL CORONEL DE ABRIL
  • La búsqueda del lugar donde fue sepultado el coronel Francisco Alberto Caamaño se extendió por más de siete años, reveló su sobrino Claudio Caamaño Grullón, quien afirma fueron encontrados en una fosa junto a otros dos de sus compañeros.

Compartir este artículo
Claudio Caamaño Grullón
Santo Domingo

En mi condición de compañero de toda la vida, en especial de sus luchas patrióticas, felicito al Senado por el proyecto que dispone el traslado al Panteón Nacional de los restos del Héroe Nacional,  Francisco Caamaño Deñó, Presidente de la República, en armas contra la invasión militar del gobierno norteamericano en 1965. Listín Diario 6-12-2012.

Al ser combatiente de Abril y Caracoles, y presidente de la Fundación Caamaño, congratulamos al general Juan Pou hijo, por ser el primer y único militar de las decenas de miles que nos adversaron en 1973 que ha expresado públicamente el asesinato, descuartizamiento e incineración del Presidente de la República y Héroe Nacional, Francisco Caamaño Deñó. Listín Diario 7-12-2012.

Como las responsables e históricas afirmaciones del general Pou niegan los restos del presidente Caamaño, debo explicar: al quedar solo en las montañas por la muerte y captura de dos de mis compañeros y la deserción y entrega de Hamlet Hermann, combatí durante casi un mes hasta la cercanía de la capital y con la ayuda de Erasteide Guerrero de Paniagua, arzobispo Hugo Polanco Brito, Radhamés Gómez Pepín, Juan José Ayuso y otras personas, me asilo en la embajada de México el día 17 de abril de 1973, y el día 27 de mayo de ese año en compañía del embajador, al amanecer despegamos en vuelo a México, y  al pasar al sur de la Cordillera Central sus picos se iluminaron y pensé en mis compañeros de guerrilla, sus sueños, luchas y sacrificios por engrandecer la Patria y me prometí rescatar los restos de todos.

Regresé a la Patria el 29 de agosto de 1979 y al día siguiente comencé la búsqueda, tuve la suerte de pasar el ciclón David en la residencia de José Díaz Martínez, quien era desde hacía años el suplidor de las Fuerzas Armadas de los equipos de comunicación y éste durante la guerrilla pudo conocer a través de sus relaciones y la escucha a través de los equipos, que parte de los restos de Caamaño estaban enterrados junto a los restos de Lalane José y Pérez Vargas en Nizaíto, en un sitio cercano al lugar donde asesinaron a Caamaño y que toda esa zona aún estaba militarizada.

El Dr. Bolívar Vargas Candelario organizó mi primer viaje a la Cordillera Central, tres parejas de esposos en diciembre de 1979. Y así pude establecer el área de carretera en Nizaíto donde combatimos dos veces en la noche del 15 de febrero y comparando fotografías el sitio donde presentaron los cuerpos de Caamaño, Lalane y Pérez Vargas el 17 de febrero de 1973, toda estaba militarizada. En enero 1980 hice dos viajes a ese sitio con José Delio Guzmán hijo, conocedor de la zona, y de los militares en la misma.

El 16 de febrero de 1980, aniversario de la muerte de los patriotas, llegamos a las cuatro de la mañana a Nizaíto: Fabiola Vélez, Clara Báez, Héctor Domínguez Fernández, quien tenía años tras los restos de Caamaño en Nizaíto; Eligio Blanco Peña, Eugenio Huot, el periodista Bolívar Díaz Gómez, y los fotógrafos Pérez Terrero y Milvio Pérez, un guía y yo. Comenzamos a explorar y revisar el terreno con ayuda de linternas, y al amanecer salimos en una caminata de más de siete kilómetros hasta donde fue capturado herido Caamaño y muertos Lalane José y Pérez Vargas. Revisamos durante cinco horas un área de casi un kilómetro cuadrado y recogimos múltiples objetos de los combates, casquillos de diferentes armas, laterías y sobres de sopa traídos por nosotros desde la isla de Guadalupe. No encontramos la tumba pero hicimos el primer homenaje en ese sitio a los patriotas que sabíamos enterrados en las cercanías.

Conocí al capitán Almonte Castro que custodió a Caamaño herido y prisionero durante 6 horas, hasta su asesinato; y de los múltiples datos en muchas reuniones con él surgieron los generales Raúl Almonte Lluberes, quien captura a Caamaño y con el que tengo una excelente amistad; Carlos Castillo Pimentel que se niega a cumplir la orden del almirante Jiménez Reyes de  asesinar a Caamaño;  Héctor García Tejeda sustituye a Castillo Pimentel y organiza y dirige el asesinato. Con los nuevos datos, Domínguez Fernández y yo hicimos múltiples viajes y excavaciones en Nizaíto sin encontrar los restos. Nadie con los que hablé conocía el sitio exacto del enterramiento, porque ya se habían ido cuando al mediodía del lluvioso y frío 17 de febrero el secretario de las Fuerzas Armadas almirante Ramón Emilio Jiménez Reyes, ordenó a un cabo y seis rasos quemar a Caamaño hasta desaparecerlo totalmente, para que los patriotas dominicanos no tuvieran sus restos para rendirle culto e inspirarse en sus ejemplos históricos,  y enterrar a Lalane y Pérez Vargas.

Contratamos detectives privados para buscar a los enterradores. Encontraron en Pedro Santana, provincia Elías Piña, en 1987, al cabo que ya era capitán, y por una alta suma de dinero nos reunimos con él en Nizaíto, donde catorce años después, con dificultad, encontró la tumba que hizo con los cadáveres de Lalane, Pérez Vargas y parte del de Caamaño. Por interés e insistencia mía nos contó y señaló lo siguiente: al lado de un camino encharcado a unos cincuenta metros de la carretera Ocoa-Constanza, estaba el cadáver de Caamaño desnudo y dos guerrilleros metidos en sacos, el almirante Jiménez Reyes le ordenó que él y seis militares quemaran a Caamaño hasta que no quede nada, y si algo queda lo tiran por una furnia para que se los coman los puercos cimarrones. A los otros dos los entierran en sitio y manera que nadie pueda encontrarlos. Unos extranjeros que estaban con el almirante nos instruyeron cómo quemar a Caamaño y hacer la tumba de los otros dos.  Como había llovido, todo estaba mojado y no prendía la leña para quemar a Caamaño, se lo informé al almirante Jiménez Reyes y le pedí gasolina. Vino y se paró entre los pies de Caamaño y le disparó una ráfaga partiéndolo casi en dos y volándole la cabeza, y  dijo  “ahora hay menos que quemar”, y ordenó destazarlo para quemarlo mejor “y si queda algo lo tiran que ese es comida de puerco”.

Pasamos la tarde enterrando a los dos, partiendo leña, cortando a Caamaño en pedazos y esperando la gasolina que llegó al anochecer. Durante toda la noche tratamos de quemar los pedazos de Caamaño, pero la lluvia apagaba la fogata que volvíamos a prender en medio de un frio tremendo, hasta que se acabó la gasolina, nos guarecimos de la lluvia y cuando amaneció estábamos solos, recogimos los pedazos no quemados y los huesos a medio quemar, y en vez de botarlos para los puercos cimarrones de la zona, los llevamos a la tumba recién hecha. Hicimos un hueco y los pusimos encima de los cadáveres, tapándolo luego otra vez como nos habían instruido los extranjeros, poniendo tierra y apisonándola, luego tablas de costanera verde, tierra vegetal y la yerba de la zona que habíamos separado con cuidado.

Con la información del sitio exacto, dos días después, el sábado 2 de mayo de 1987, subió todo el equipo de búsqueda, los hermanos de Caamaño, María Paula Acevedo, Freddy Beras Goico y Teo Beras con sus esposas y otras personas. Luego llegaron en helicóptero el Secretario de las Fuerzas Armadas Antonio Imbert, el jefe del Ejército, general Tommy Fernández y el antropólogo Abelardo Jiménez, quien hizo el levantamiento. Sólo los restos de Caamaño le tomaron todo el día, los de Lalane y Pérez Vargas se levantaron días después. Los restos de Mario Galán Durán y Ramón Payero Ulloa en tumbas separadas, en Los Mogotes, Villa Altagracia, cuya ubicación exacta fueron las primeras que conocimos y sacamos de último para que no fueran a impedir desenterrar los de Caamaño, por eso fueron desenterrados semanas después.

Los restos no completos y sometidos al fuego del Héroe Nacional Presidente Francisco Caamaño Deñó, después de más de siete años de búsqueda por mi parte y a catorce de su asesinato y tratamiento perverso, aberrante e inhumano de su cadáver heroico, encontrados el sábado 2 de mayo de 1987, en un entierro encima y conjuntamente con los restos de Lalane José y Pérez Vargas. Traídos a Santo Domingo el día 3 de mayo y después de los estudios realizados por antropólogos y forenses en el Museo de Ciencias Naturales, fueron velados día y noche por todo un pueblo en la iglesia La Paz de la Feria.

Llevados el día 12 de mayo con la participación y asistencia de cientos de miles a un mausoleo construido por el ingeniero Ludovino Fernández y donado por el ingeniero Martín Fernández, según las especificaciones que les hice, pues pensé colocar junto a los restos de Caamaño a todos sus compañeros de guerrilla,  incluyéndome a mí, en un sitio donde reposan cientos de mártires de la Guerra Patria de 1965, donado por el Ayuntamiento del Distrito Nacional a la Fundación Caamaño en el Cementerio Nacional de la Máximo Gómez. Pero los demás restos fueron reclamados por sus familiares y entregados por mí a los mismos.

Puntualizo y explico todo lo anterior para llevar al conocimiento de todas las personas de nuestra Patria, que los restos incompletos que fueron depositados en el mausoleo del Cementerio Nacional de la Máximo Gómez, son, sin ninguna duda, razonable, los restos del más grande héroe del siglo pasado y Presidente de la República, Francisco Alberto Caamaño Deñó.

Ninguna institución puede hacer a Caamaño más grande de lo que él es históricamente. Que sus restos estén en el Cementerio Nacional o en el Panteón de la Patria es sólo un reconocimiento. Lo importante es que la seguridad, la salud, la educación, la dignidad y la felicidad de los dominicanos por la que tanto luchó y murió, lleguen a ser una realidad en nuestro país.  

COMENTARIOS 15
Comentó: Logos
De: República Dominicana
Las acciones del Almirante Ramon Emilio Jimenez Reyes, solamente se pueden calificar de lamentables
13 Dic 2012 7:29 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: villajuana
De: República Dominicana
Seria conveniente hacer una lista con los asesinos mas famosos de la tirania de Trujillo y Balaguer.Para que este pobre pueblo sepa cuales fueron los verdugos que mataron a sus seres queridos.Tambien si alguno de ellos queda vivo que se pase lo que le queda de vida en la carcel.
13 Dic 2012 7:41 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: arodri9
De: República Dominicana
Este articulo debe pasar a nuestros libros de historia!
13 Dic 2012 8:04 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Callecuba
De: Puerto Rico
Conmovedor. Aterrador. Ilustrativo de quienes eran los que estaban al lado del paradigma del PLD en aquellos Doce Años.
Tanto sadismo y malquerencia les debe revolver el estómago a los que apoyaron el nombramiento de Balaguer como Padre de la Democracia.
13 Dic 2012 8:30 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Callecuba
De: Puerto Rico
Y no puedo dejar de señalar el calificativo de "desertor" que le aplica Claudio a Hamlet Hermann.
Esto tiene zurrapa y traerá, de seguro, una respuesta del ex-guerrillero y compañero de aventuras de los ilustres muertos.
13 Dic 2012 8:31 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: leduardo53
De: Estados Unidos, Riverhead, NY
Nunca antes había leído algo con tanto sentimientos patriótico a como narra el Sr. Claudio Camaño, Loor a quien Loor merece. Viva Francisco Alberto Camaño...
13 Dic 2012 10:29 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: TontoDominicano
De: República Dominicana
milo jimenes es ahora perredeista?????????????
13 Dic 2012 11:42 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: vaoc5
De: Estados Unidos
Callecuba,politisaste el articulo y para tu conocimiento en ese tiempo no existia el PLD y quienes declararon a Balaguer padre de la democracia fueron los senadores del PRD cuando dominaban el congreso y el poder ejecutivo
13 Dic 2012 3:30 PM
Reportar como inapropiado
Comentó: Papagustin20
De: República Dominicana
Bueno que se sepa esta historia para que así los defensores de Balaguer despierten
13 Dic 2012 7:12 PM
Reportar como inapropiado
Comentó: termatodonte
De: República Dominicana
el héroe nacional estaba sentenciado a morir por la causa, camaño sera siempre grande ellos no supieron que al asesinarlo lo inmortalizaron,recuerdo ese febrero cargado de caracoles,recuerdo esa imagen imponente.
13 Dic 2012 8:25 PM
Reportar como inapropiado
Comentó: Patgarpol
De: República Dominicana
Qué saña la de los militares: quemar el cadáver de Francisco A. Caamaño para borrarlo de la conciencia popular. ¡Qué grande fue Caamaño y cuánto dignidad tuvieron quienes le acompañaron en su lucha por una sociedad decente.
13 Dic 2012 9:31 PM
Reportar como inapropiado
Comentó: Luchador
De: República Dominicana
Es lamentable que la verdadera historia del 1965 se quedo sin decir con las muertes de varios que estaban entres los rangos mas alto durante esa era y que se le da un omenaje a una persona que deserto las filas del los que protegian la constitucion en busqueda del poder.
14 Dic 2012 2:47 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Callecuba
De: Puerto Rico
Dos cosas, y pudieran ser más:
Si el PLD no existía cuando sucedió lo narrado, ello no lo exime de haber tomado como paradigma a Balaguer.
Y si el PRD nombró a Balaguer Padre de la Democracia, nadie cree que los PLD sean mancos como para no haber echado para atras esa barbaridad.
14 Dic 2012 10:08 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: Callecuba
De: Puerto Rico
Y eso de acusar a alguien de politizar algo, es hasta infantil, en todo anda la política, pues es a políticos que se elijen para gobernar, y son ellos los que nos meten en problemas. Asi que, fue un acto político la guerrilla de Caamaño, y su muerte y lo que siguió, todos fueron actos políticos.
14 Dic 2012 10:10 AM
Reportar como inapropiado
Comentó: 12JU13
De: Armenia
SI el senor MILO JIMENEZ esta vivo que segun dice un colega subcristor esta militando en el PRD debe exigirceles que de la version del hecho.EL actuo bajos orden de su superior de entonce.EL puede decir la verdad de los que paso ese dia.
15 Dic 2012 5:25 AM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña    
 
 
Más en La República