Listin Diario Logo
24 de junio 2017, actualizado a las 12:47 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
Entretenimiento sábado, 03 de septiembre de 2016
0 Comentarios

PANTALLA GRANDE

Devotos “Camino a Higuey”

El documental es un buen ejemplo del cine que es sirve de legado fílmico que ha registrado una tradición centenaria.

  • Devotos “Camino a Higuey”
Pachico Tejada
Santo Domingo

Este año ha sido bueno para los documentales dominicanos. “Camino a Higüey”, que ha dirigido Abi Alberto, en cartelera desde el pasado jueves, es el más reciente de ellos.

 Esta película, que supone la ópera prima en el largometraje de Alberto, y producida por Larimar Films, es un buen ejemplo del cine que, más allá de la belleza visual (gracias al trabajo en la dirección de fotografía de Peyi Guzmán), de lo divertido de algo folclórico del dominicano o emotivo de lo que viven los personajes, sirve como un legado fílmico que ha registrado una tradición centenaria.

Los toros de la virgen es una costumbre que tiene los hateros de la región Este que desde hace más de 300 años seleccionan parte de sus reses para ofrecerlas a la virgen de la Altagracia, en su basílica de Higüey en un recorrido de 114 kilómetros a pie.

De finca en finca, los peregrinos reciben alojo y se van recogiendo toros, vacas y becerros para la virgen.

Pese al contenido religiosos que tiene el documental, no llega a ser un panfleto católico, sino que muestra un recorrido a través de los ojos de un grupo de personas que por distintas razones realizan esta peregrinación.   

Un guion que va mostrando, de manera graciosa y sin tropiezos las historias de una española que quiere la unión de su familia (Remedios Ponce); una madre que le hace una promesa a la virgen por la salud de su hija (Yajaira Santana); o la misma organización de la peregrinación (“Don Milo” Ramón de la Cruz).

La devoción de la virgen y el amor de pareja, son expuestos también con dos historias de esposos. Una pareja de mayores y una de jóvenes (Leonidas Cruz y Leonor de la Cruz, y Carlos Cordero y Helen Jáquez, respectivamente).

Un buen ejercicio que muestra una parte de nuestra identidad y que se disfruta sin necesidad de ser un ferviente católico.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre