http://images2.listindiario.com/image/article/410/680x460/0/2699CE13-A157-4D2A-A3EB-2FD92BD8F6F0.jpeg
Listin Diario
22 Octubre 2014, Santo Domingo, República Dominicana, actualizado a las 6:57 PM
Entretenimiento 23 Diciembre 2012
Comentarios 1 - último digitado en 23 Dic a las 9:48 AM
Tamaño texto
ENTREVISTA
Milly, la única reina de los dominicanos
LA VETERANA POLÍTICA ENTREVISTÓ A LA MERENGUERA EN SU PROGRAMA DE TELEVISIÓN “CONVERSANDO CON PEGGY”
Compartir este artículo
Peggy Cabral
Especial para LISTÍN DIARIO

Dentro de los programas dedicados al arte y la cultura con motivo de la celebracíón de las fiestas navideñas, en “Conversando con Peggy”, estuvo de invitada Milly Quezada, la reina del merengue.  La artista concedió esta entrevista en la que habló de diferentes temas, entre ellos, su niñez, sus inicios en la música, y hasta tocar el momento actual que vive tras ganar dos gramófonos en la pasada entrega del premio Grammy Latino,  que se llevó a cabo en el pasado mes de noviembre. 

¿Cómo se dio su inicio en el arte?
“Yo no creo que yo me incliné por el arte, creo que el arte se inclinó por mí, porque creo que nací con un don de Dios. Siempre que puedo y tengo la oportunidad digo que Dios me dio el arte de cantar y la fiebre por cantar en un escenario”.

¿A pesar de tener tanto tiempo residiendo fuera del país, Milly tiene lindas añoranzas de su infancia en Santo Domingo junto a su familia?
“Mi niñez aquí, en la República Dominicana, fue muy bonita, y yo era muy traviesa, lo que le denominan mari macho, porque siempre andaba con mi hermano mayor Rafaelito, que es mi director musical, y andaba en estos días por el Alcárzar de Colón, por donde vivíamos en ese momento y recordé ese momento”. 

¿Esta recién estrenada abuela se siente en una etapa maravillosa de la vida, después que su familia creciera con la llegada de Mía Miliana?
“Lo de haber visto nacer a mi nieto, estuve de coach con mi nuera, es puertorriqueña, Mari, y cuando justo estaba saliendo la nena, hubo una pequeña complicación. Tenía el cordón umbilical en el cuello, entonces mi hijo Miguel, que estaba al lado mío, él quería cortarle el ombligo pero la doctora le dijo no se va a poder. Cuando venía saliendo comenzé a cantarle y no sabía aún cómo se llamaría, y fue luego que me dijeron que se llamaría Miliana, como me hubiera gustado llamarle  a una hija mia, eso para mí fue especial”.

¿Cómo fue para ti tener que salir fuera del país tan joven?
 “Realmente hay un choque, porque nosotros juventud al fin, expuestos a esa vida liberal, que hay en las escuelas, llegar a casa y encontrarme con mi papá, que decía, -¿Cómo una mujer seria puede irse a estudiar fuera o cantar?-, eso ni hablar. Pero realmente mantuvimos estas tradiciones, esas buenas costumbres, de las familias dominicanas y creo que, yo por lo menos, puedo hablar de mis hijos, a los que he podido transmitir esa dominicanidad.

¿Qué pasó con el grupo?
“Bueno, la agrupación de los vecinos, es un reflejo de lo que viviamos en ese tiempo. A falta de tener el idioma de cantar con lo que acostumbramos a tener aquí, hacíamos lo que aquí le llaman el bonche de fin de semana. Nos reuníamos con instrumentos y hacíamos música, hacíamos bulla, por decirle así, sin ninguna intención de formalizar nada, lo que hacíamos era mantener esa raíces con nuestra música”. 

¿Para una mujer perder su esposo, quedarse sola, enfrentar la vida es muy difícil, que también era tu mánager. Cómo tú lograste sobrepasar ese momento, criar tus hijos y mantenerte como una artista exitosa?
Fue un golpe muy duro, Rafael tuvo una enfermedad, hasta un poquito extraña, en su sistema inmunológico, que lo fue llevando a utilizar la cortisona, cada vez en dosis mayor y yo pienso que más malo fue la medicina que la enfermedad. Rafael fue mi primer novio, me enseñó a dar mi primer beso, me enseñó a manager, tenía una personalidad que a la gente o le caía muy bien o le caía muy mal. Fue bien difícil para mí, pero creo que lo que más me ayudó fue la parte espiritual, porque inmediatamente se va Rafael con el Señor, yo caigo en una depresión, pero mi hermana ya hacía dos años se había retirado de la música secular y creo que todo eso me ayudó. Yo pienso que la oración, no sólo de mi familia, sino, la oración de un pueblo y de una fanaticada, me ayudó”.

¿Porqué decides en tu repertorio tener el merengue como bandera, cuando tú eres exitosa en tus canciones baladas y otros ritmos caribeños?
“Yo surgí como merenguera por accidente y descubrí en mis primeros años que el merengue era parte de mi vida y de mi personalidad, como la idiosincrasia del dominicano, de ser alegre, de ser proactivo, yo encontré en el merengue mi lenguaje para comunicar alegría, se me hizo sumamente fácil interpretarlo, con el tiempo la pegada de la agrupación vino precisamente porque no había mujeres contando merengue. rafael ni tonto ni perezoso vio la oportunidad de que incursionáramos en esa vía, porque  nos daba esta oportunidad, la de destacarnos dentro de la música. Mujeres rompiendo esquemas y posteriomente, bueno, luego de la muerte de Rafael me encontré con que el merengue para mí era mi mejor medicina”. 

¿Te sientes satisfecha a esta altura de tu carrera, con los premios ganados?
Bueno, yo le voy a confesar algo, yo sigo todavía caminando como en el aire, así con este nuevo logro de que los Latin Grammy, reconocieran este disco “aquí estoy yo”, que celebra las tres décadas de mi carrera. Todavía yo creo que por un rato bien largo voy a continuar procesando todo lo que es la alegría de transmitir esa alegría y esas posibilidades de nuestra música seguir siendo batuta y constitución para los dominicanos que vivimos fuera y también una música que identifica al país”. 

¿Hasta en el Japón, en Oriente, en todas partes?
Es una cosa impresionante, Juan Luis Guerra para nosotros como dominicanos, sigue llevando un merengue con mucha altura, con mucha dignidad, el merengue ubano no deja de ser parte de nuestra idiosincrasia y de la expresión de lo que es la juventud de este tiempo y nos representa de igual manera, de muchas formas. Yo creo que yo voy a seguir deleitándome en este triunfo de este disco, porque tengo que seguir promocionándolo”. 

El milagro

¿Tú lo habías pedido a Dios?
Yo le había pedido a Dios ese milagro, que me diera eso, como una forma de yo saber que él estaba escuchándo mi oración, entonces, al momento de yo caminar y llegar al pódium, yo entendía que el Grammy era una premiación como cualquier otro Grammy, sin quitarle mérito a lo prestigioso de esa premiación, la estatuilla física no tiene ningún significado, lo que puede tener significado es lo que podemos hacer en ese momento en que tenemos esa completa atención de mucha gente y, yo quise primero darle gracias a Dios y también dedicarlo a jóvenes dominicanos que hoy día tienen el valor, como el hijo de Pedrito, y a mi hijo, quien está en este tiempo rehabilitándose de manera maravillosa, porque él ha puesto su fé en Dios, para concluir este proceso”.

¿Tú le pones alma a lo que haces?
Una vez, no recuerdo donde leí en un libro que decía: Ház lo que te apasiona y lo demás te servirá . A mí me apasiona el merengue, a mi me apasiona mi gente, mis hijos, verlos crecer.

¿Cuéntanos al menos algunas anécdotas, algunas citas que hayas tenido importantes en los diferentes escenarios. Siempre hay algo que contar?
Yo le comento que cuando yo me sentí cantando en la Casa Blanca, estaba el año pasado en la mesa redonda de dominicanos, allá en Washington, DC, me hicieron un reconocimiento y estábamos en la Casa Blanca, la sede del Gobierno de EEUU, un lugar muy serio, que inspira mucho respeto y donde el público que estuvo ahí presente, al momento de hacerme el reconocimiento, me pidieron que cantara “Volvió Juanita”, y de pronto yo, a capela, empecé a cantar y entonces estoy mirando así, ciendo los cuadros de todos los Presidentes que han habitado la Casa Blanca, y yo pensé “!Dios mío, Juanita en el  Palacio, en la Casa Blanca, qué maravilla, yo dije nosotros los dominicanos somos especiales”. 

¿Cuéntanos de tu incursión en el cine?
Cuando me invitaron a participar en la película de Junior, que la escribió y la dirigió Alfonso Rodríguez, pensaba que era tan fácil como hacer un video y le dije sí, porque no, sin saber que me estaba metiendo en camisas de once varas. Yo entré a la casita, nos fuimos a locaciones de aquí del país, bueno, yo representaba una madre de aquí, del país, una luchadora de muy pocos recursos, madre soltera, y cuando decían acción yo tenía un coach que me decía tú tienes que entrar en los momentos difíciles de tu vida personal, para transmitir eso porque la filmación en ese tipo de cintas te reflejan el pensamiento, es una cosa impresionante. Uno tiene que ser muy auténtico.   

COMENTARIOS 1
Comentó: EMILIOPASCAL
De: República Dominicana
milly es la reyna-faraona del merengue y eso por ahora no hay quien se lo quite.
23 Dic 2012 9:48 AM
Reportar como inapropiado
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario Contraseña